Rusia reabre una ruta petrolera a China a través del Círculo Polar Ártico

El país envió el segundo cargamento de su historia de crudo hacia el este, a través de una ruta que podría facilitar la llegada a otros compradores asiáticos. Está previsto que llegue a destino el 17 de noviembre.





Rusia reabrió una ruta del petróleo tras enviar el segundo cargamento de crudo de su historia hacia el este, pasando por el Círculo Polar Ártico y en dirección a China. Se calcula que llegará a destino el 17 de noviembre. Esta ruta podría dar a la región un camino más rápido para llegar a los compradores asiáticos ante los nuevos bloqueos que dispondrá Europa para las importaciones marítimas rusas.

Se trata de un buque petrolero especializado en romper el hielo llamado Vasily Dinkov. Por el momento, se encuentra viajando por la ruta Marítima Septentrional, tras haber cargado crudo a fines del mes pasado desde un petrolero de almacenamiento afianzado en la ciudad rusa Murmansk, según muestran los datos de seguimiento de buques.

El buque transporta una carga pequeña. Sin embargo, lo que destaca el viaje es que se trata de una de las rutas con algunas de las condiciones de navegación más duras del planeta, donde el congelamiento de masas de agua son habituales. La ruta tiene más de 5.000 kilómetros y cruza la costa norte de Rusia y atraviesa el estrecho de Bering, que separa el país de Alaska.

Está previsto que llegue al puerto chino de Rizhao el 17 de noviembre. La ruta es la más corta entre Europa y Asia oriental, ya que tarda la mitad de tiempo en llegar a China desde los puertos rusos del mar Báltico que la ruta convencional a través del Canal de Suez.

Según las condiciones meteorológicas, el ajuste logístico podría favorecer las operaciones de Rusia ante las nuevas sanciones dispuestas por la Unión Europea, que prohibirá la mayoría de las importaciones marítimas de Rusia desde el 5 de diciembre.

Hasta ahora, la mayor parte de la producción nacional del Mar Ártico se recoge en buques tanque de almacenamiento en Murmansk con pequeños buques cisterna. Luego se recarga en buques más grandes para entregarla mayormente a Europa, comercio que se detendrá en las próximas semanas.

El Vasily Dinkov es un barco «muy avanzado» con un casco destinado a romper el hielo. Según el jefe de investigación de E.A. Gibson Shipbrokers Ltd. en Londres, Richard Matthews sólo hay ocho buques que puedan hacer esos viajes. Por eso, «parece poco probable que se puedan enviar volúmenes significativos por esta ruta hasta el verano«, indicó.

El buque forma parte de una flota de tres construidos con el objetivo de transportar el crudo desde la terminal de exportación de la localidad rusa Varandey de la petrolera Lukoil PJSC hasta Murmansk, un viaje de ida y vuelta que suele durar unas dos semanas. Como se está trasladando petróleo a China se apartará de sus tareas habituales por hasta ocho semanas.

China aumentó la cantidad de crudo importado de Rusia, hecho que requerirá de una planificación cuidadosa ante las prohibiciones europeas. Si se sigue por la ruta convencional del Canal de Suez, se requerirán viajes mucho más largos que hasta ahora ante el aumento de la demanda, lo que incrementará la necesidad de buques.

El dato

8 buques
están disponibles para atravesar el Círculo Polar Ártico

Otra variante que favorece el comercio a través de la Ruta Marítima del Norte es que el gigante energético ruso Rosneft podría aumentar el volumen de crudo disponible con su proyecto Vostok Oil. Este consta de varios yacimientos en la península del extremo norte de Rusia, y se estima que producirá 500.000 barriles diarios en 2024.

Para ello, se está avanzando en la construcción de una terminal petrolera en el puerto de la Bahía de Sever que garantizará el envío de petróleo de los yacimientos de Vostok Oil a lo largo de la ruta, indicó Rosneft. Esta se convertiría en la mayor terminal de comercio de petróleo de Rusia.

El primer envío de petróleo a través de la ruta marítima del Norte fue en 2019. Desde entonces no ha habido ninguno, según el analista principal de crudo de Kpler, Viktor Katona. Aunque se reducen las emisiones por el viaje más corto, la ruta despierta la preocupación medioambiental de que más tráfico a través del Ártico aumentará la contaminación por las chimeneas de los petroleros.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Rusia reabre una ruta petrolera a China a través del Círculo Polar Ártico