Rusia rompió su marca de perforaciones en la década, pese a las sanciones

Las petroleras ubicadas en Rusia perforaron una profundidad total de más de 28.000 kilómetros el año pasado. La cantidad de pozos aumentó un 7% comparado con 2021.

Las empresas petroleras ubicadas en Rusia perforaron una profundidad total de más de 28.000 kilómetros el año pasado, la más alta en más de una década, según datos de la industria. El número total de pozos iniciados aumentó casi un 7% y se superaron los 7.800. La mayoría de las compañías petroleras superaron los resultados del 2021, según muestran los datos.

Rusia anunció la semana pasada un recorte de la producción como represalia a las sanciones occidentales: será de medio millón de barriles por día. Los rumores invadieron los mercados sobre la capacidad real de Rusia para seguir produciendo petróleo a un ritmo acelerado. Analistas sostenían que en realidad el movimiento no era una represalia si no una incapacidad de sostener los volúmenes.  

«El recorte no fue voluntario, se les impuso», aseguró el comisario de Energía de la Unión Europea, Kadri Simson. «No tienen la capacidad de mantener los volúmenes de producción porque no tienen acceso a la tecnología necesaria», sostuvo. Sin embargo, los datos oficiales dentro de Rusia reflejan otra situación.

Las firmas rusas han explorado y perforado sus yacimientos al mayor ritmo en más de una década. En 2022 las perforaciones aumentaron un 7% comparado con 2021, ubicando estas operaciones por encima de las 7.800. Esto ayuda a explicar cómo se recuperó la producción de petróleo del país en la segunda mitad de 2022, incluso cuando se impusieron las restricciones más duras a las exportaciones.

Por otra parte, Rusia tiene los lazos para seguir exportando su petróleo por canales y rutas alternativas, esquivando las sanciones occidentales. Por ahora, Moscú realiza operaciones en frente de las costas de Ceuta que permite a las firmas rusas exportar petróleo.

«En gran medida, la industria continúa funcionando como antes«, aseguró el jefe del centro de investigación de Business Solutions and Technologies, Vitaly Mikhalchuk. «Rusia ha podido retener la mayoría de las competencias, activos y tecnologías de servicios petroleros«, remarcó.

Desde la decisión de invadir Ucrania hace casi un año, la industria petrolera de Rusia ha experimentado el cambios dramáticos. Grandes empresas como BP, Shell y Exxon Mobil abandonaron las inversiones multimillonarias en el país. Algunos de los principales proveedores de servicios internacionales siguieron esta decisión y se marcharon.

Sin embargo, en 2021, los principales proveedores internacionales representaban únicamente el 15% del segmento total de servicios petroleros del país, según datos de la consultora Vygon. En contraste, los productores nacionales como Rosneft PJSC, Surgutneftegas PJSC y Gazprom Group constituyen la mayor parte del mercado.

Algunos de los proveedores más importantes de servicios petroleros de Occidente no abandonaron Rusia, como son SLB y Weatherford International Plc, que continúan sus operaciones en ese país con algunas limitaciones. El director ejecutivo de SLB, Olivier Le Peuch, aseguró que la estructura corporativa de la empresa le permite trabajar en Rusia mientras cumple con las sanciones impuestas al país.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora