Tarifa de gas: la quita de subsidios será más fuerte que el aumento a las empresas

Desde las empresas se reconoció que Nación podría no convalidar los aumentos que solicitaron y aplicarlos en cuotas. Conocé como impactará la quita de subsidios en cada usuarios residencial y el efecto que tendrá en los comercios.

Las próximas boletas del servicio de gas natural que contengan los consumos ocurridos a partir de febrero llegarán con un notable aumento que se deberá mayormente a la quita de subsidios definida por el gobierno, ya que los aumentos pedidos por las distribuidoras y transportistas no solo podrían ser reducidos, sino que además se dividirán en cuotas.

El lunes pasado el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) realizó la audiencia pública en la que estaba previsto que las empresas transportistas troncales -Transportadora Gas del Sur (TGS) y Transportadora Gas del Norte (TGN)- y las distribuidoras de todo el país, entre ellas la local Camuzzi Gas del Sur, expusieran los pedidos de recomposición de sus ingresos que, tras años de subas por debajo de la inflación, rondaron el 500%.

Dichos pedidos no tienen un impacto líneal en el final de la boleta, ya que su participación es del 2% en el caso de las transportistas y del 16% para las distribuidoras, con lo cual tomando el ejemplo de Neuquén se trata de pedidos que representan subas en el final de las boletas de un 75% para el actual grupo 1 de la segmentación (el de más poder adquisitivo) y del 115% para el grupo de ingresos medios.

Sin embargo, desde las empresas consultadas por este medio se advirtió que los funcionarios de Nación ya les anticiparon dos cosas: la primera es que no convalidarán la totalidad de los aumentos pedidos.

En el caso de Camuzzi Gas del Sur, la suba pretendida era del 543%. Mientras que el caso de TGS y TGN, era del 567 y 573%, respectivamente. Pero hubo casos más extremos, como el de Gasnor que solicitó hasta un 704% de aumento.


Aumentos escalonados


El segundo punto que desde la cartera de Energía se anticipó a las empresas es que los aumentos que les aprueben se darán en cuotas, en una medida que busca seguir los lineamientos de denominado Fallo Cepis, que plantea que las subas deben ser «graduales, previsibles y razonables».

Esto quiere decir que ese 75 a 115% de aumento en el final de las boletas, no solo podría ser menor, sino que además se aplicará en cuotas.

De esta forma, si bien habrá que esperar la letra final de la resolución que emita el secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo, es claro que la mayor cuota del aumento corresponderá a la quita de subsidios, algo que desde el gobierno se definió como «pagar el costo real del gas» como insumo, el denominado PIST que es de 4 dólares.

Tomando el caso de Neuquén nuevamente, el traspaso total del costo del PIST a la tarifa, es decir la quita total de subsidios, tendrá un impacto significativo, ya que en la actualidad se paga solo entre 0,7 y 0,2 dólares de los 4 que vale. Es por esto que para los usuarios del segmento de más altos ingresos representará una suba del 190% sobre el final a pagar, que llega hasta al 427% para los usuarios del segmento medio.

Algo similar ocurre con los comercios, que están en las categorías de menores consumos, que tendrán una suba del 480% solo por el retiro de los subsidios. Aunque tanto en el segmento medio de los usuarios residenciales como así también en este caso de los comercios (categoría P1 y P2), desde Energía no fueron claros en cómo será su traslado a tarifa, se da casi como un hecho que en el caso de las pymes también tendrán una quita total de los subsidios.

En la audiencia pública del lunes pasado Rodríguez Chirillo detalló que el plan nacional es que la quita de subsidios se dé en tres cuotas iguales, con los consumos de febrero, marzo y abril.

Con lo cual, para los usuarios de más altos ingresos se trataría de aumentos del 63% por mes solo por el retiro de los subsidios, mientras que para los comercios llegarían al 160% mensual. En el caso de los usuarios domiciliarios del segmento medio, si se avanza finalmente con la quita de subsidios en esta etapa, implicará un aumento por mes del 142%.

Desde el gobierno nacional se anunció que en abril entrará en vigencia un nuevo sistema de subsidios, que en lugar de reducir el precio del gas subsidiará solo un porcentaje del consumo basado en el cálculo de una canasta básica energética y los ingresos de cada grupo conviviente.

Con el lanzamiento de ese nuevo plan, Rodríguez Chirillo aseguró que se procederá recién al traslado del costo total del PIST a los usuarios de menores recursos.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios