Tecpetrol redobla el estudio de la Vaca Muerta de Chubut

La operadora realizará una nueva fractura en el pozo realizado en el bloque El Tordillo, en la Cuenca del Golfo San Jorge. Es por una serie de dificultades que surgieron durante el testeo. Provincia analiza una norma de promoción.





En la industria petrolera se suele apelar a la imagen de la papa, para referirse a lo que puede arrojar un pozo exploratorio. Con ese término, sintetizan en la industria que al hacer un pozo hacia un horizonte desconocido se pueden obtener hidrocarburos o metafóricamente “sacar papas”. Pero en Chubut hay un pozo que no está cumpliendo con ninguno de los dos extremos de la regla sino que es fiel al nombre con el que fue apodado: El Oso.

Se trata del pozo que el año pasado perforó la compañía Tecpetrol en el bloque El Tordillo con destino a D-129, la roca madre de los recursos hidrocarburíferos de la Cuenca del Golfo San Jorge.

En un primer momento el pozo dio una producción de hidrocarburos que permitió a las autoridades de la empresa y del gobierno de Chubut soñar a lo grande. Y es que la producción que dio este pozo fue nada más y nada menos que de shale, desde lo que sería la Vaca Muerta de Chubut.

El pozo fue perforado en abril del año pasado de forma vertical y con una fractura convencional. Luego de un período normal en el que los pozos devuelven el agua de fractura, la perforación comenzó a arrojar un petróleo liviano, similar al de Vaca Muerta y en buenos volúmenes.

Sin embargo, la producción no era constante. Algunos días arrojaba buen caudal, en otros volvía a subir la cantidad de agua que llevaba a superficie. Y fue por eso que internamente en la compañía del Grupo Techint lo bautizaron como El Oso.

El acceso a los equipos de servicios especiales es un cuello de botella en Chubut.

A poco más de 8 meses de perforado, El Oso está haciendo de las suyas y pareciera empeñarse por jugar a las escondidas.

Es que, lamentablemente, la perforación tuvo una suerte de desmoronamiento que complicó su producción. Y se cree que eso fue lo que causó que, al día de hoy, el pozo siga arrojando y arrojando grandes volúmenes de agua.

Sin perder la esperanza de haber mordido una parte de la Vaca Muerta de la Cuenca del Golfo, las autoridades de Tecpetrol ya tomaron la decisión de volver a trabajar en el pozo para, ahora sí, hacer crecer al Oso.

En diálogo con Energía On, el CEO de Tecpetrol, Ricardo Markous, contó los inconvenientes registrados en este pozo exploratorio y el plan que la firma tiene por delante.

Lo que vamos a hacer es refracturarlo, porque creemos que lo que pasó es que se tapó la fractura”, indicó.

Y detalló que el objetivo de la operadora es lograr realizar esta nueva fractura, que será similar a la realizada el año pasado, “entre el primer y el segundo trimestre del 2023”.

La advertencia del plazo para realizar la tarea clave para tratar de que el pozo no sea de papas, se debe a la baja disponibilidad de equipos especiales que hay en la zona.

La situación de las empresas de servicios especiales es compleja en Chubut ya que desde el año pasado varias firmas como Calfrac, Weatherford y Superior comenzaron a aplicar planes de retiros voluntarios e incluso enviaron telegramas de despido a los efectos de relocalizar sus operaciones en Vaca Muerta.

En la práctica, lo que se generó fue un cuello de botella en la disponibilidad de equipos aún dentro de los que siguen estando presentes en la Cuenca del Golfo.

Las expectativas de Tecpetrol, y también del gobierno de Chubut, son altas con este pozo, dado que de dar buenos resultados en valores comerciales, marcaría el inicio de la era no convencional en la Cuenca del Golfo San Jorge.


Expectativas en Chubut


Es por esto que el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, aseguró en diálogo con Energía On que el gobierno provincial está “analizando lanzar una ley de promoción de las inversiones”.

“Estamos trabajando para lanzar un plan de reactivación, viendo lo que fue Mendoza y Neuquén”, contó Cerdá y sumó que “podría ser una ley de promoción para las inversiones, que estamos analizando, y que podría incorporar un decreto de baja en las regalías y sobre todo si es en con objetivo en D-129”.

Es que Cerdá consideró que en la exploración de la roca generadora que lleva adelante Tecpetrol “se debería hacer un pozo horizontal”, sin embargo advirtió que el costo adicional de realizar un pozo de ese tipo en Chubut es un obstáculo.

“Un pozo de ese tipo arranca en 20 millones de dólares porque no está la infraestructura necesaria”, indicó y Señaló que “hay que llevar equipos y servicios especiales desde Neuquén y eso dispara el costo” que podría verse morigerado con la norma de promoción que se está analizando.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Tecpetrol redobla el estudio de la Vaca Muerta de Chubut