Enigma científico sobre el lago sin nombre

Sin tener ni siquiera un nombre, el lago del fiordo Témpano, saltó a la fama mundial una vez que su masa de agua desapareció por completo.

Cuando sólo se tiene un registro fotográfico del inusual fenómeno y mientras se prepara una expedición multidisciplinaria que promete tener en un mes una respuesta contundente, es tiempo de conjeturar sobre las causas del fenómeno y paliar la curiosidad que ha despertado el hecho.

Mirando estas fotografías, que han dado la vuelta al mundo, Sergio Sepúlveda, del departamento de Geología de la Universidad de Chile, se atrevió a formular algunas hipótesis sobre la sorpresiva desaparición del agua.

El profesional señaló que lo más probable es que la desaparición del lago austral se asocie a "algún episodio de tipo catastrófico", violento, siendo "muy plausible" que se haya roto la presa.

También explicó que este tipo de lagos se encuentran encerrados por morrenas (un muro), las que pueden romperse generando un vaciamiento del agua bastante brusco, una especie de aluvión.

"Es como un embalse de tierra con material depositado por el glacial y esa especie de muro se puede romper por infiltración del agua y si se te rompe, igual que si eso fuera un embalse, se vacía el lago que está detrás y el agua va a parar al río que está abajo y llega hasta el océano", explica el geólogo. Indicó que si éste fuera el caso, debería poder encontrarse alguna evidencia aguas abajo.

Agregó que otra hipótesis es que todavía exista hielo perteneciente al glaciar por debajo de la tierra donde estaba el lago y que eso pudiera haber formado fracturas, por donde podría haber escurrido el agua. Afirma que en tal caso para dónde fue a parar el agua no sería tan evidente.

 

Terremoto y calentamiento global

 

Además de los expertos, otras personas también analizan el tema y algunos atribuyen la intempestiva desaparición del agua del lago (en sólo dos meses) al calentamiento global -culpable de casi todo hoy en día-, mientras que otros especulan sobre una réplica del terremoto de Aysén.

Sepúlveda consideró "muy raro" que la causa del hecho esté asociada a un desplazamiento de placas tectónicas por un movimiento sísmico y, aun menos probable, un posible vínculo con el terremoto de Aysén, debido a la lejanía de la zona, donde "la intensidad del temblor fue muy leve".

Además, explicó que el fiordo Aysén y el lugar donde estaba el lago se encuentran en placas geológicas distintas, lo que hace aún más improbable dicha especulación.

Finalmente, señaló que una eventual vinculación al calentamiento global sería sólo indirecta y tendría que ver con que al derretirse los hielos haya subido el nivel del agua, presionando las paredes, pero enfatiza en que "no por el calentamiento global se va a derretir un glacial en un mes". (AP y AR).


Comentarios


Enigma científico sobre el lago sin nombre