Esta vez le destrozaron la cervecería a comerciante cipoleño

Está indignado. Hace meses robaron en su tienda y su confitería.



#

Pese al sistema de seguridad, destrozaron un blíndex y se llevaron botellas y dinero.

Laura Frank

CIPOLLETTI (AC).- El comerciante René La Puente fue víctima de otro robo en uno de sus locales de Cipolletti. Entraron a su cervecería de madrugada y dejaron el lugar “hecho un desastre”, relató la víctima. Rompieron vidrios y botellas y golpearon la caja registradora contra el piso para abrirla y llevarse el dinero. Los ladrones, presumen que por lo menos fueron dos porque actuaron de manera coordinada, se llevaron unas 40 botellas de cerveza importada que había en las estanterías. También robaron unos 400 pesos del cambio de la noche anterior. “Rompieron un vidrio de 10 milímetros de grosor con un fierro que quedó acá tirado. Adentro hicieron un desastre, se llevaron mucho alcohol, algunas botellas se les rompieron en el camino y se cortaron, porque todavía hay sangre; también destrozaron la caja registradora para sacar el dinero. El local es un caos”, relató La Puente indignado. El comercio “Café de la Flor – Bar Cervecero” se encuentra en un predio en las inmediaciones de San Luis y Mariano Moreno. El sector tiene rejas de más de dos metros y sistemas de seguridad electrónica pero ninguna medida fue impedimento para los ladrones. Aparentemente sacaron las botellas a través de la reja y cargaron toda la bebida en un auto. Ahora la Policía está buscando testigos de lo sucedido. Ayer también se hicieron peritajes y se buscaron pruebas e indicios que podrían ser de utilidad para identificar a los ladrones. Historial de robos La Puente también es propietario de la tienda Amici y de la confitería que lleva el mismo nombre. Esos dos locales se ubican en la calle Roca, a pocas cuadras de la comisaría del centro. En junio, el comerciante fue víctima de varios robos en la tienda Amici y por eso el gabinete de Criminalística ingresó a buscar huellas de los delincuentes que habían entrado a llevarse dinero y mercadería. En esas circunstancias desaparecieron un reloj y un sobre con 700 pesos. Cuando el comerciante radicó la denuncia por ese faltante, acusó a un sargento de la Policía al que identificó por su nombre. Ese efectivo, se presume, fue el único que tuvo acceso al cajón donde el propietario guardaba el reloj y el sobre con dinero. El imputado fue separado de su cargo y trasladado para prestar tareas comunes en la Comisaría de Villa Manzano. El empresario cipoleño aseguró ayer que se siente “indignado” por toda esta seguidilla de robos. “Si no fuera por mis empleados ya hubiese cerrado todos los locales, porque así no se puede seguir”, manifestó.


Comentarios


Esta vez le destrozaron la cervecería a comerciante cipoleño