Estrellas pop intentan triunfar en la pantalla grande

Son bellas, alegres, son las estrellas del pop del momento. Venden discos como nadie y muchos esperan que su éxito en el terreno musical se extienda a las taquillas con sus películas.

Los Angeles, (dpa).- La mayoría del público de más de 30 años seguramente nunca ha oído nada de Mandy Moore... todavía.

Pero Moore, una rubia de Florida que tiene 18 años, es una de las jóvenes estrellas del pop estadounidense que, impulsada por la impresionante maquinaria de publicidad, se ha convertido en el equivalente de una princesa moderna para millones de colegiales en los Estados Unidos y fuera de sus fronteras.

El pasado fin de semana, su corta pero ya brillante carrera dio un paso de gigante con su exitoso debut en la película "A Walk to Remember", trabajo que atrajo a un ejército de adolescentes de todos los Estados Unidos, lo que hizo que la película recaudase 13,6 millones de dólares.

La promoción de la cinta se hizo a través de los medios de comunicación que usualmente van dirigidos a jóvenes, como páginas web y revistas pero, curiosamente, también a través de la Iglesia. Ello se debe a que la cinta cuenta el poco probable romance entre la puritana hija de un pastor y el chico malo del pueblo, quien por arte de magia se transforma en un parangón de virtudes a través del amor.

El éxito de Moore es de destacar porque varios intentos anteriores de convertir a estrellas del mundo de la canción en imanes de taquilla han demostrado ser tan malos como un piano desafinado.

Todavía está candente el reciente tropiezo de Mariah Carey, cuya película "Glitter" tan sólo recaudó dos millones de dólares. Otro de los fracasos sonoros fue el de N"Sync, cuya película "On the Line" tan sólo reunió 4,4 millones de dólares en los Estados Unidos.

"Este subgénero de películas protagonizadas por estrellas del pop tiene un pasado lleno de altibajos", afirma Paul Dergarabedian, un alto funcionario del gremio de los exhibidores. "Un gran éxito en radio no tiene de ninguna manera asegurado su traspaso al éxito en la taquilla", añadió.

Pero ¿serán diferentes las cosas para Britney Spears, la joven diva que debuta en "Crossroads"? La película presenta a la voz de "Oops!... I Did It Again" como una de las tres jóvenes que se embarca en una aventura a través del país para participar en un concurso de talentos.

Al igual que el largometraje de Moore, se insiste en que "Crossroads" no es sólo una oportunidad para lucir una cantante, sino que tiene una historia genuina y buena en la que la protagonista es una joven intérprete.

"No es una película sobre música. Es sobre tres chicas que inician un viaje", dijo Rob Friedman, vicepresidente del grupo Paramount Motion Picture y jefe la oficina de operaciones de Paramount Pictures.

"La protagonista es Britney Spears, pero cuando las luces se apagan en la sala la película tan sólo es una buena historia con un gran reparto", añade.

Una línea similar sigue otro de los grandes estudios, Warner, en "Queen of the Damned", en la que la desaparecida cantante Aaliyah es la protagonista e interpreta una mujer vampiro.

"En realidad, "Damned" tiene más de la habilidad de Aaliyah para actuar que de su atractivo como cantante", dijo un ejecutivo de la Warner.

"Ella era sencillamente perfecta para el papel", añadió.

Hollywood vigilará de cerca para comprobar si este grupo de cantantes obtienen el éxito que a sus predecesores no consiguieron.

"Existe la idea de que si tienes en una película a alguien como Britney Spears, entonces todo el mundo que haya comprado su álbum irá a ver su película", dijo Dergarabedian. "Eso no ha sucedido en el pasado, pero Britney se encuentra la cumbre ahora y si ella puede hacer que esta película se convierta en un éxito entonces eso querrá decir algo", añadió.


Comentarios


Estrellas pop intentan triunfar en la pantalla grande