ETA aceptaría un cese al fuego permanente

Miembros del grupo separatista vasco lo indicaron a un medio gráfico. Dijeron que estarían dispuestos “si se crean las condiciones para ello".

ESPAÑA

El grupo armado separatista vasco ETA dijo estar dispuesto a un alto el fuego permanente y verificable para luego "ir más lejos, si se crean las condiciones para ello".

Según dos miembros de ETA que concedieron una entrevista al diario vasco Gara, "el objetivo reside en la resolución democrática del conflicto político, en cerrar para siempre la herida, y eso nos exige actuar con responsabilidad a todos".

Durante la jornada, sin saber sobre esta publicación, los independentistas de la ilegalizada izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna (EA) y otras facciones realizaron un acto exigiendo al grupo radical que se declare en ese sentido.

"Ha sido una sorpresa agradable. Se nota una disposición real a aceptar la postura de los mediadores internacionales", dijo en diálogo telefónico con Télam en secretario general de EA, Pello Urizar.

Según el anticipo de la edición digital del periódico, ETA afirmó que esta nueva postura "se sitúa sobre el suelo de los logros obtenidos durante muchos años por la lucha de liberación".

"El protagonismo debía corresponder a los agentes que están impulsado el cambio político. Haber hecho pública la decisión después de los acontecimientos de los últimos meses ha evitado que el paso de ETA se entienda de forma inadecuada", señalaron los entrevistados en relación a la estrategia de los partidos independentistas.

Sin embargo, Urizar aceptó que el gobierno español, hasta que no haya una declaración que de ETA sobre su desaparición total, no hará ninguna declaración positiva al respecto.

"El Gobierno español no va aceptar ningún avance sustancial mientras que ETA no diga que vaya a desaparecer. En ese trabajo de verificación esperamos que Madrid tenga los canales abiertos con los agentes internacionales", aseguró Urizar.

El sitio de Gara también señala que ante la pregunta de si ponían fecha para reiniciar las acciones armadas, los miembros de ETA sostuvieron que ellos quieren "avanzar en el camino de la resolución, cada vez con mayor profundidad, hasta que en Euskal Herria (País Vasco) alumbre una verdadera situación democrática".

Sin embargo, el grupo que actúa desde la clandestinidad resaltó -sin mencionarlo- que el gobierno español debe llevar adelante algunas medidas para que este cambio no responda a sólo una parte del conflicto.

"Que todos los agentes puedan actuar en igualdad de condiciones, que se establezcan los derechos civiles y políticos, que se desactiven los castigos añadidos impuestos a los presos políticos vascos y que, en general, se desactive toda situación de presión, injerencia y violencia", indicó ETA.

En un cambio radical a lo que siempre fue la metodología etarra, los entrevistados -de los cuales no trascienden los nombres-resaltaron la necesidad de la apertura del "diálogo".

Hace un mes, ETA había declarado una tregua, pero no indefinida. El gobierno español y el vasco vieron con escepticismo esto, pero los partidos independentistas presagiaban una declaración como la de hoy.

Télam.-


Comentarios


ETA aceptaría un cese al fuego permanente