Falta de apoyo oficial complica a la Asociación para Personas con Problemas de Visión

La entidad de Viedma se quedó sin un subsidio de la Legislatura que le permitía abonar el sueldo a un chofer. Tampoco recibe ayuda del municipio.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

La Asociación para Personas con Problemas de Visión (Approvi) que funciona en Viedma afronta una difícil situación económica ya que este año se quedó sin el subsidio que aportaba la Legislatura de Río Negro y se destinaba al pago del sueldo del chofer de la institución.

Diego Morel, titular de la entidad, contó que "nosotros, desde 2017, contábamos con un subsidio de Legislatura que lo usábamos para pagar el sueldo de nuestro chofer, una herramienta fundamental para nosotros, porque es el único que puede mover la combi que tiene la Asociación para el traslado de nuestros socios para realizar las actividades" y también señaló que esa persona es "nuestra asistencia personal en esta epoca de pandemia".

El subsidio estaba pautado de enero a diciembre, con desembolsos mensuales de 22.000 pesos y luego de diferentes trámites Morel recibió la noticia que este año se daba de baja por "reducción de gastos" en el parlamento provincial.

A todos lados donde vamos nos dicen que por la pandemia no tenemos presupuesto, por eso estamos un poco desamparados".

Diego Morel, Approvi.

Contó que "todos los años tenemos que inicar el expediente, se renueva el pedido, siempre pedimos un pequeño aumento, el año pasado era 19.000 y ahora pedimos 22.000, para poder aumentarle el sueldo a nuestro chofer".

En enero se inició el trámite, "primero fue una reunión telefónica y después nos presentamos parte de la comisión para entregar el pedido; en marzo nos dicen que falta un papel sobre la situación regular en Personas Jurídicas, pero a los pocos días comenzó la pandemia y no pudimos hacer el trámite hasta junio que Personas Jurídicas se reorganiza y pudimos sacar turno para esos papeles".

Una vez que la entidad recibió la documentación de parte del organismo provincial "lo entregmaos en la mesa de entrada de la Legislatura, después nos dicen que no lo tenían", al tiempo "nos dicen que el papel estaba perfecto, pero que nos nos van a dar el subsidio por una reducción de gastos".

En los últimos meses la asociación tuvo que recurrir a sus ahorros, en principio guardados para avanzar en la construcción de su sede propia, pero ahora están a punto de quedarse sin nada.

La pandemia sirve para explicar la falta de recursos en otros entes y tampoco pudieron gestionar un subsidio en el Consejo Provincial de Personas con Discapacidad, destinado a gastos de mantenimiento, y "estamos a punto de pasar a una situación de quiebra, porque tenemos gastos como el seguro del vehículo y el combustible".

Morel ve pocas alternativas porque "a todos lados donde vamos nos dicen que por la pandemia no tenemos presupuesto, el municipio también nos dice que no tiene fondos; por eso estamos un poco desamparados".


Comentarios


Falta de apoyo oficial complica a la Asociación para Personas con Problemas de Visión