Familia del poder





Una familia desde muy lejos en la historia, intensamente imbricada en el poder.

Eso son los Alsogaray, cuyo miembro mas prominente – Alvaro- falleció ayer. Hijo de militar, también lo fue él y dos de sus hermanos. Uno, Julio, llegó a comandante en Jefe del Ejército. Otro, brigadier.

Antiperonistas todos, Julio pagó con cuatro años de cárcel junto a su amigo Alejandro Agustín Lanusse, el sumarse al primer intento de derrocamiento de Juan Domingo Perón. Fue en septiembre del '51.

Y paradojas siembra la historia. Julio tuvo dos hijos varones. Desde lo ideológico ambos abrevaron en las antípodas del credo paterno: peronistas y de izquierda. Uno de ellos – Julito, economista – fue miembro del directorio del hoy ex BPRN durante el gobierno de Mario Franco. El otro, sociólogo, militó en Montoneros. En febrero del '76 fue capturado por el ejército en Tucumán. Lo asesinaron a bayonetazos.

Un escueto aviso en los matutinos de la Capital federal dio cuenta que el teniente general Julio Alsogaray había sepultado los restos de su hijo en un cementerio norteño. A finales de los '80, Julio padre, murió bajo la ruedas de un micro porteño.

Fue muy cerca de una de las avenidas que el 6 de septiembre del '30, su hermano Alvaro atravesó como cadete del Colegio Militar de la Nación rumbo a la Casa Rosada. Rato después, Hipólito Yrigoyen ya no era presidente. Mandaba un general bigotudo: José Evaristo Uriburu.

Alvaro dejó el ejército con el grado de capitán, especialidad ingeniero militar.

Con tenacidad vasca, se largó a predicar las bondades de la libertad de mercado. No fue un ideario ajeno a verdades, como la necesidad de una moneda fuerte y política fiscal austera.

Pero conservador en lo más decisivo de su matriz ideológica, Alvaro Alsogaray jamás pudo disimular la precariedad de su mentado liberalismo. Tan insustancial, que fue ideólogo y activo colaborador de cuanta dictadura militar hubo del '55 a hoy.

Incluso, avaló el terrorismo de Estado bajo el lema «a mí no me pasó nada».

El y su hija Julia vieron en Menem el plasmar sueños de ejercicio de poder. Con soberbia y desprecio por lo distinto, ella se subió al tren que decía portar toda la verdad y toda la verdad.

Ella está presa por enriquecimiento ilícito. Su padre murió ayer.

La saga de los Alsogaray se debilita.

Nota asociada: Murió Alvaro Alsogaray, polémico y ultraliberal  

Nota asociada: Murió Alvaro Alsogaray, polémico y ultraliberal  


Comentarios


Seguí Leyendo

Familia del poder