Femicidio de Cielo: en poco más de un mes, el acusado se quedó sin defensor

Su abogado particular renunció y podría volver a la defensa pública.



Alfredo Escobar, único detenido por el femicidio de Cielo López, durante la audiencia de control de acusación. (Mauro Pérez)

Alfredo Escobar, único detenido por el femicidio de Cielo López, durante la audiencia de control de acusación. (Mauro Pérez)

Alfredo Escobar, el único acusado por el femicidio de Cielo López, se quedó sin defensor particular. Posiblemente vuelva a la defensa pública, que lo asistió desde el día de su detención, el 17 de septiembre del año pasado. El juicio por jurados en su contra tiene fecha: comenzará el 4 de agosto, si la pandemia por coronavirus lo permite.

El defensor particular Gustavo Lucero tuvo un corto y fulgurante paso por la defensa de Escobar que duró poco más de un mes. Intentó llegar a un acuerdo con la fiscalía para que el juicio por jurados se realice con la menor cantidad de testigos posible, pero no lo logró.

También puso a disposición al detenido para que se le realice una pericia psiquiátrica, y la fiscalía dijo que ya no le interesaba esa prueba.

"No hubo ninguna razón en particular, resolvimos desvincularnos, la relación terminó", dijo el abogado a Río Negro. Su equipo lo integran además Daniela Ossa y Silvina Fernández Mendaña.

El abogado querellante Marcelo Hertzriken Velasco opinió que esta renuncia no entorpecerá la realización del juicio por jurados contra el imputado.

"En absoluto, la fecha se mantiene", dijo ante una consulta de este diario.

También dejó a López

El equipo de Gustavo Lucero también renunció a la defensa del vecinalista Armando López, preso acusado de instigar a la toma de terrenos en la llamada Bajada de Maida.

También en ese caso dijo que fue una desvinculación "normal, en buenos términos".

La toma ya no existe, pero López sigue preso acusado de instigación a cometer el delito de usurpación y tráfico de influencias. Le dictaron prisión preventiva por cuatro meses.


Comentarios


Femicidio de Cielo: en poco más de un mes, el acusado se quedó sin defensor