Fernández Oro: buscan ayuda para una familia acorralada por las deudas

Actualmente vende churros sobre la Ruta 65 para paliar la dura realidad: en marzo tuvo que cerrar su panadería por los tarifazos y la inflación.



Foto: Gentileza Miguel Parra

Foto: Gentileza Miguel Parra

Una mujer de Fernández Oro aseguró que vive un delicado momento económico y su reclamo se hizo conocido porque llegó a plantear que está dispuesta a "vender un órgano" en las redes sociales. Vende churros sobre la Ruta 65 para paliar la dura realidad que le dejaron los tarifazos y la inflación. Muchos vecinos se organizaron para ayudarla.

Según contó la mujer, en agosto tuvo que cerrar su panadería, que abrió en Cipolletti con su pareja, debido a las altas tarifas en los servicios y a la inflación que este año tuvo cifras récord

Una importante deuda podría "pasar a mayores", según explicó angustiada, y eso la llevó a tomar la grave decisión, que generó revuelo.

Buenas tardes!! Me encuentro en una situación desesperante. No conseguimos trabajo ni mi marido ni yo y tenemos una deuda importante que cubrir antes que pase a mayores en éstos días. Motivo por el cual, he decidido vender un riñón. El que nos conoce, sabe que hacemos miles de cosas para vender pero con eso sólo nos alcanza para cubrir los gastos diarios de nuestra familia y del alquiler del dpto donde vivimos. Sé que la venta de órganos es ilegal y más de uno me va a juzgar por esta actitud pero realmente no encuentro otra solución. Estoy desesperada!! Agradezco desde ya, a quiénes puedan compartir éste posteo.

fue el posteo que compartió en facebook

La comercialización de órganos es un delito federal, y está penalizado. Lo mismo ocurre con los médicos que colaboren y realicen ablaciones con órganos comercializados. Además, se trata de un procedimiento muy caro.

Ella lo sabe, pero aseguró que no encuentra "otra solución", y explicó que su situación es límite: "Estoy desesperada!", agregó en su posteo.

Vive en Fernández Oro y por el momento vende churros y medias lunas sobre la Ruta 65, a la altura del predio de Sthimpra. Días atrás ella y su marido vendieron empanadas, y muchos amigos y vecinos le compraron para ayudarla, el reparto fue realizado por ella misma.

Vecinos y amigos ofrecieron ayudarla y se espera la intervención de organizaciones y del propio gobierno. La publicación se viralizó y ya habían varias colectas en marcha para colaborar con la mujer.


Comentarios


Fernández Oro: buscan ayuda para una familia acorralada por las deudas