Fin de los sellados para los contratos de alquiler

La Legislatura aprobó la iniciativa presentada por el oficialista Leandro Lescano.



#

El tratamiento fue en la sesión del pasado viernes.(Foto: Marcelo Ochoa )

Fin de los sellados para los contratos de alquiler

Los inquilinos rionegrinos están exentos de pagar el sellado de sus contratos, lo que les significará una leve disminución de costos al momento de la firma, que en la mayoría de los casos no alcanzará los 2 mil pesos.

La reforma de la ley de Sellos (N° 2407, inciso 12 del artículo 9) tiene el propósito de beneficiar a las personas físicas de vivienda única, que no sean propietarios ni locadores de otros inmuebles, y cuyo importe del alquiler mensual no supere el monto del salario mínimo, vital y móvil que establece el Consejo Nacional que fija ese valor que en estos meses ronda entre 7 mil y 8 mil pesos.

En los fundamentos de la norma sancionada el viernes, su autor, el legislador barilochense de Juntos Somos Río Negro, Leandro Lescano explicó que “a principios de 2016 las propiedades de alquiler sufrieron importantes subas y los nuevos contratos incorporan actualizaciones semestrales del orden del 15 o el 17 por ciento que en promedio encarecen el alquiler 35 % anual”.

Agrega que “cuando se ve a empezar un nuevo alquiler, el inquilino debe afrontar múltiples costos como la comisión de la inmobiliaria, el depósito de garantía y el primer mes de alquiler”. A esos ítems se agrega el 0,50 por ciento del total del contrato por el impuesto al sellado que le corresponde, mientras que el locador pone el 0,50 restante.

Con la nueva norma, el locatario quedará exceptuado de esa obligación. Es decir, que en caso de que el contrato fije un alquiler de 7.500 pesos de promedio para el primer año y algo menos de 10 mil para el segundo año, el monto global ascenderá a más de 200 mil pesos.

El 1 por ciento de sellado, representa entonces, en ese caso, unos dos mil pesos, que ahora deben pagar en partes iguales locador y locatario. Una vez promulgada la norma, los inquilinos, estarán exceptuados de su 50 por ciento.

Es decir que de los más de 20 mil pesos que una familia que alquila debe pagar cuando firma el contrato e ingresa a la vivienda, ahorrará unos mil pesos que ya no tendrá que abonar por su mitad del impuesto al sellado.

La exención impositiva aprobada el viernes será de aplicación a los contratos que se firmen a partir del día siguiente a la publicación de la norma en el Boletín Oficial, una vez que sea promulgada en los próximos días.


Comentarios


Fin de los sellados para los contratos de alquiler