«Forma divertida de hacer política»





La forma de hacer política en la Argentina es bastante divertida de ver, pero al mismo tiempo presenta una dificultad interesante para el electorado en función de qué candidato elegir.

Sabemos bien que existen diversos programas televisivos en materia de política, tanto por aire como por cable, donde periodistas entrevistan a los diferentes candidatos para darles lugar a «todos por igual» para que expresen sus propuestas. Al menos, ésa es la idea que prevalece al momento de los reportajes.

Cuando veo y escucho a estos candidatos, la forma en que ellos intentan convencer al electorado para que les otorguen el sufragio suele ser paupérrima: hablan de sus oponentes agraviándolos, remarcando las falencias en gestiones anteriores y resaltando a quien acompañó o apoyó en otras elecciones.

¿Se olvidaron de las propuestas? No, claro que no. También las enumeran, pero reproducen un casete que tienen incorporado con el que nos endulzan los oídos: «Más seguridad, mayor educación, reducir el índice de pobreza, etc.» por citar algunos ejemplos. Lamentablemente las propuestas nunca son llevadas a cabo al momento en que asumen, eso lo demostraron con los años.

Ésta es la manera de nuestros políticos de hacer campaña (aunque no la aceptemos, son quienes van a representarnos) ¿En qué nos basamos para tomar la decisión de voto? ¿En la forma graciosa en que bailan en algún programa humorístico? ¿En el argumento más creíble de que tal o cual candidato es corrupto? ¿En la suposición de un desastre socioeconómico que se avecina si no gana cierto candidato?

Por lo tanto, la manera que utilizan para lograr la victoria en las legislativas produce un efecto escéptico, sobre todo en mi generación, que nos mantiene displicentes ante la tamaña decisión que significa hacer uso del derecho a elegir los representantes.

Federico A. Viale Huesa

DNI 32.744.473

Roca


Comentarios


«Forma divertida de hacer política»