FpV clamó por la unidad pero se mezcló la interna barilochense

El oficialismo pidió lograr un amplio triunfo en Bariloche en las PASO. Pichetto clamó por la unidad pero la militancia reavivó la interna del FpV para las municipales.

RUMBO A LAS PASO

La presentación de los candidatos del Frente para la Victoria al Congreso en las elecciones primarias de agosto, enfatizando en la unidad de la alianza no alcanzó a aplacar a la militancia que marcó las diferencias en esta ciudad donde el 1 de septiembre se disputará el cargo de intendente.

El senador Miguel Pichetto, al igual que la candidata a senadora Silvina García Larraburu y el gobernador Alberto Weretilneck intentaron bajar la compulsa local apelando a la unidad de las fuerzas con vistas a lograr un amplio triunfo en las PASO, sin embargo la primera candidata a diputada nacional, María Emilia Soria, dio un guiño a María Eugenia Martini.

Soria fue contundente al anunciar su respaldo a Martini en las elecciones municipales: “tenemos que consolidar este proyecto con una intendenta como Bariloche se merece, con fuerza, con ganas de hacer, con capacidad de gestión”, dijo y remarcó que es “verdaderamente justicialista”.

Las expresiones de la joven roquense hacia Martini que se encontraba a un costado del escenario, descolocó a los dirigentes provinciales que desde hace meses pregonan por la unidad del FpV en Bariloche y se declararon prescindentes en la campaña municipal.

En el nuevo local partidario ubicado en calle Gallardo al 700, ploteado con la imagen de los tres candidatos junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y con una concurrencia que superó las dimensiones del local, el FpV presentó su lista y llamó a continuar trabajando por el proyecto nacional.

“Les pido que trabajemos juntos que en este proyecto no se segrega a nadie”, dijo Pichetto e insistió en reiterar la necesidad de “consolidar la unidad” ante una fervorosa militancia que cada tanto coreaba el nombre de Martini por la intendencia ante la presencia de su principal opositor, el frentista Carlos Valeri.

Pichetto planteó consolidar el proyecto a nivel nacional y provincial, y pidió darle importancia a las elecciones primarias “porque Bariloche no tiene destino si no tiene el respaldo de la provincia y del gobierno nacional”.

El senador destacó que el gobierno nacional estuvo presente en los momentos de crisis de la ciudad con planes de sostenimiento del empleo y obra pública y apuntó al ex gobernador Miguel Saiz: “no puede volver Río negro al fracaso de la UCR”, sentenció.

Por su parte, García Larraburu consideró que de los resultados de las PASO y las elecciones generales de octubre “va a depender el futuro del proyecto que encabeza la presidenta” y llamó a lograr mayorías en el Congreso “para no tener problemas con el quórum”.

“Espero un amplio porcentaje y un triunfo contundente para llevarle a la presidenta”, dijo la actual diputada y segunda candidata a senadora que concluyó que “no hay futuro posible si no hay triunfo en 2013”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


FpV clamó por la unidad pero se mezcló la interna barilochense