Fue hospitalizada por una fractura y terminó perdiendo a su bebé de 8 meses



Maira asegura que por un caso de mala praxis, ya no podrá tener hijos. (foto: Alejandro Carnevale)

Cuando Maira recuerda lo que le sucedió, su mirada se nubla. Las palabras se ahogan en tristeza y reconoce que lo sucedido en el 2015 le cambió totalmente su vida. No sólo porque perdió su embarazo de 8 meses sino porque una presunta mala praxis terminó con la extracción de su útero y la imposibilidad, de por vida, de quedar embarazada.
“Yo no quiero que esto le pase a nadie más“, dice Maira Cayún quien actualmente tiene 23 años y guarda las cicatrices en su rostro y en su alma de los difíciles momentos que le tocó vivir.

El problema no se centra en el siniestro vial ocurrido el 27 de junio de 2015 en calle 25 Mayo y Brown, sino sobre la consecuencias de ese accidente.

Es que ese día, cerca de las 9, la joven transitaba a bordo de su moto cuando protagonizó un choque contra un automóvil.

Maira recuerda que fue trasladada al hospital con una fractura en una de sus piernas aunque poco le importaba esa lesión sino que para ella lo más importante pasaba por la hija que tenía en su vientre.

“Yo, mi pareja y mis familiares le insistían a los médicos que me atendieron que vieran a mi beba pero no me hicieron caso”, dijo.

Si bien fue asistida en la guardia por la factura, luego le practicaron estudios preliminares que en un primer momento determinó que la beba seguía con latidos, pero a los pocos días se estableció que en realidad había fallecido probablemente en el accidente o a las pocas horas después de ocurrido el hecho.

“Pasaron tres días y finalmente me operaron. Primero me sacaron a mi beba y luego me tuvieron que hacer otra para sacarme el útero ya que había sufrido una infección generalizada”, dice Maira mientras se aferra a sus recuerdos y sus sentimientos.

Ya pasaron cuatro años del hecho que cambió definitivamente la joven de esta roquense que ahora reside en Buenos Aires. “Me fui para ver si podía cambiar mi vida, tener otra pareja. Ahora ya sé que no voy a poder tener más hijos”, asegura resignada.

Consultados sobre el caso, desde el Ministerio de Salud informaron que la causa ya está judicializada, por lo que la Fiscalía de Estado interviene directamente en el proceso.

Mala praxis
Para el abogado Omar Jurgeit, el tema no pasó por el siniestro vial sino por la mala praxis que sufrió Maira cuando fue asistida en el hospital Francisco López Lima.

“Ingresó por una fractura de una pierna y terminaron sacándole el útero”, dijo.

El miércoles (4/12) se realizó la audiencia preliminar del proceso que se sigue en el fueron civil contra las dos médicas que fueron las que asistieron a la joven.

“Elegimos la vía civil no penal porque queremos que se determinen responsabilidades profesionales e institucionales, y una reparación del daño físico, moral y al proyecto de vida de Maira”, dijo el abogado que representa a la joven.


Temas

Roca

Comentarios


Fue hospitalizada por una fractura y terminó perdiendo a su bebé de 8 meses