Fuerte caída en la recaudación en Neuquén

En diciembre bajó un 40% respecto de igual mes del 2000. Sólo la licencia comercial no mermó.



NEUQUEN (AN).- De cada 10 pesos que recaudó el municipio en diciembre de 2000 dejó de percibir 4 en el mismo mes de 2001.

Los ingresos propios cayeron un 41% arrastrados por la incertidumbre, las restricciones bancarias y las dificultades de disponibilidad de efectivo.

Los contribuyentes dejaron de pagar moratorias, retributivos, la tasa de derecho de cementerio, baldíos y la patente de rodados, más allá de que la variación en menos durante el 2001 fue más baja, del 10% promedio.

El resultado negativo fue amortiguado por la licencia comercial, un recurso que experimentó un repunte notable no porque haya crecido la cantidad de comerciantes pagadores, sino porque los valores aumentaron.

La municipalidad pasó a estimar la tasa de acuerdo a los ingresos declarados a la dirección general de Rentas por las empresas y negocios de la localidad.

Si con moratoria y todo la municipalidad recaudó en el 2000 un 168% por encima que el año anterior, en el siguiente elevó la puntería pasando de 189.000 a 387.000 pesos.

La diferencia creció a 200.000 pesos, un 104% más.

Observando las recaudaciones ajustadas a diciembre de cada año, surge otro dato: hace rato que los neuquinos no pagan sus obligaciones en forma regular.

En 1994 fue la última vez que las cuentas municipales registraron un resultado a favor, aunque leve: no alcanzó un 2%.

A partir de entonces cayó en una debacle paulatina que tuvo el pico máximo el mes pasado con un 41% menos respecto del mismo mes del 2000 y una variación negativa de 830.000 pesos.

Por un tobogán se deslizó la patente de rodados un 55% -en relación con la caída de la emisión de la facturación- mientras que la tasa de cementerio bajó un 43%, los baldíos un 66% y los retributivos un 57%.

La más baja

El pánico por el corralito y la desocupación golpearon a los vecinos, tan fuerte que el mes pasado registró el récord de recaudación más baja de los últimos siete años.

Fue de 1.190.000 pesos y se emparenta con el registrado en el mismo mes de 1994, que ascendió a 1.168.000 pesos.

Si en cambio este análisis se realiza promediando los ingresos propios durante los 12 meses de 2001, resulta que la recaudación -siempre por los tributos más significativos para la comuna- alcanzó los 23.800.000 pesos, unos 2.700.000 pesos menos que en el 2000 pero 1.000.000 de pesos más que en 1999.

Estas variaciones refuerzan la observación de que la municipalidad neuquina mantuvo sus ingresos en niveles aceptables hasta noviembre, mes en que las nuevas medidas económicas lo hirieron gravemente y lo hacen temblar.

La patente de rodados, más allá de que bajó más de un 50% el cumplimiento de pago en los meses de diciembre de los dos últimos años, prosiguió siendo durante el 2001 la niña bonita de los impuestos municipales.

La comuna recaudó en ese concepto 11.660.000 pesos y le siguieron, en orden decreciente, los retributivos con 7.410.000 pesos, la licencia comercial 3.600.000 pesos, los baldíos 774.000 pesos y derecho de cementerio 422.000 pesos.

La caída anual fue de 15,41%; 14%; 21%; y 21%, respectivamente, excepto la habilitación comercial que evolucionó a favor un 33% en el año.


Comentarios


Fuerte caída en la recaudación en Neuquén