Fuerte retracción de ventas en comercios chicos

En abril, la caída en Neuquén llegó al 50% respecto de igual mes del año anterior.El turismo se mantuvo, pero se generalizó la desaceleración en el resto de la actividad.



NEUQUEN (AN)- El comercio minorista tradicional está cada día más lejos de la primavera: después de un marzo que cerró "la peor temporada" en mucho tiempo, abril continuó un declive recesivo que parece no tener fin. El presidente de la Federación de Entidades Empresarias Neuquinas, Juan Carlos Helou, dijo que "la caída de las ventas bordeó el 50% en los comercios chicos" de Neuquén.

El empresario, que se dedica al ramo de librería-, recordó que ya en marzo se había verificado una caída similar cuando los comerciantes vendieron la mitad de lo registrado en el comienzo de clases de 2000. Esta vez no hubo reactivación en una actividad con un ritmo muy dependiente de lo estacional.

El presidente de la Unión de Empresarios Neuquinos, Máximo Diez, que simultáneamente ejerce la titularidad de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Río Negro y Neuquén, calificó de "disímil" el comportamiento de las ventas en ese sector, donde se registraron "pequeños aumentos en las operaciones de algunas estaciones de servicio y en otras no".

Helou relativizó el exitismo de los empresarios hoteleros y turísticos de Caviahue y Copahue tras la mini temporada de abril -Semana Santa y otoño- y, por el contrario, recordó que "San Mar-tín de los Andes no llegó a cubrir las expectativas" para esa fecha, acaso "debido a que puso todo su esfuerzo en la temporada invernal".

Helou recordó que sobre un total de 1.200 concesionarias de automóviles del país "cerraron 400 y la proyección indica que en el corto plazo cerrará el 50% de las que quedaron".

Ese análisis coincide con el relevamiento que hizo la Cámara Argentina Mercantil Empresaria -CAME- que calculó una caída superior al 37% en las ventas de autos cero kilómetro en el país -ver aparte- en un contexto que ratificó la vuelta de la "bicicleta" a las prácticas comerciales: las operaciones de bienes durables comenzaron a pactarse, durante abril, a 90 y 120 días.

La segunda coincidencia se verificó en Neuquén en el tobogán por el que bajó el índice de confianza de los consumidores, medido por la Fundación Mercado, desde febrero. En ese mes, sobre100 pesos que percibían los asalariados neuquinos, 27 pesos se destinaban al crédito o al aho-rro. Apenas dos meses después se registró un descenso sólo interrumpido por un fugaz repunte a finales de marzo -ver aparte-.

Según Helou, la causa de la profunda caída de las ventas es triple: la disminución del salario real; la apertura de cadenas multinacionales "que absorben todas las compras y el escaso circulante" y el plan económico del gobierno nacional "que es un vaivén de contradicciones". El comercio "está parado y nadie le pone el cascabel al gato", sintetizó.

El titular de la FEEN, única entidad empresaria de segundo grado en la provincia, asociada a la Confederación General Económica- recordó el carácter cíclico del comercio, que "en general trabaja a pleno cuando empiezan las clases" luego de la meseta de retracción del consumo en los dos primeros meses del año. Aseguró que las ventas "estuvieron un poco mejor a comienzos de marzo" pero si se las compara con un año atrás, "la caída fue del 50%".

La "caída vertical de las ventas", dijo Helou, se debe también a la desorientación de los consumidores con los proyectos del equipo económico nacional especialmente "la canasta de monedas" y el impuesto que se aplica, desde la ley de competitividad, sobre las cuentas corrientes. Es un gravamen "que se cobra tres veces", aseguró el empresario, y afectó "nuevamente al sector más perseguido por las políticas económicas en el país": el comercio y los servicios.

La gente confía menos en la economía

NEUQUEN (AN).- En abril, la gente confió menos en la economía, y esa pérdida de horizonte también se reflejó en Neuquén, donde, si bien el índice estuvo tres puntos más alto que la media nacional, no llegó al 25% que reflejaría posibilidades de despegue.

De acuerdo con la encuesta que mensualmente confecciona la Fundación Mercado de Bahía Blanca dirigida por Oscar Liberman, "el impacto directo" de la pérdida de confianza se verificó en las expectativas.

También se consolidó el corrimiento de la demanda hacia los bienes perecederos en detrimento de los durables, algo que detectó la encuesta que CAME realizó en el comercio nacional (ver recuadro aparte). En el país, los planes de compras de artículos durables cayeron por debajo del promedio general.

El desconcierto de la población con las nuevas medidas económicas -proyecto de canasta de divisas, más presión tributaria y retracción salarial general- llevó al piso el ahorro de las familias en el país y fue el más bajo de los cinco meses de 2001: 10,6%.

La incertidumbre se mantuvo en los casos consultados sobre el futuro inmediato de la economía -tres de cada diez dudaba de una recuperación en abril-. Ese dato incidirá, según los expertos, en el comportamiento del mercado interno en los próximos tres meses, con lo cual el despegue de la economía vuelve a postergarse.

El índice de confianza en Neuquén -también se mide en Buenos Aires y conurbano, Bahía Blanca, Tucumán, Mendoza, Rosario, Córdoba- fue de 23% pero en febrero se había logrado 27%. En los dos períodos, la medición en Neuquén superó la media nacional.

El análisis de la Fundación Mercado introdujo, para abril, un dato novedoso: indicó que el shock de desconfianza de abril provino de los mercados externos, destinatario de las principales medidas del ministro Domingo Cavallo.


Comentarios


Fuerte retracción de ventas en comercios chicos