Fuerte terremoto dejó al menos 170 víctimas en Pakistán

QUETTA.- Un fuerte sismo de magnitud 6,4 sacudió al alba el sudoeste de Pakistán causando al menos 170 muertos y miles de damnificados que esperaban la llegada de los primeros auxilios a esta remota región.

El terremoto de magnitud 6,4 según el Instituto de Geofísica de Estados Unidos, se produjo a las 5:10 locales (23:10 GMT del martes). Su epicentro fue localizado a unos 70 km al noreste de Quetta y a 185 km al sudeste de Kandahar.

El temblor devastó varios pueblos de la región de Ziarat, una localidad ubicada en las colinas de la provincia de Baluchistán, cercanas a la frontera con Afganistán.

Una fuerte réplica, de magnitud 6,2, se registró doce horas más tarde en la misma zona de Quetta.

Los primeros auxilios llegaron con helicópteros del ejército, trayendo tiendas de campaña para alojar a los afectados durante la noche, en una región donde las temperaturas son inferiores a cero.

Según el alcalde de Ziarat, Dilawar Kakar, 3.000 tiendas fueron instaladas, pero se necesitarían al menos 10.000 para acoger a todos los damnificados.

La mayoría de las víctimas vivía en esos pueblos de relieve irregular, a unos 50 km al este de Quetta, capital de la provincia. El terremoto sorprendió a los habitantes al alba, cuando todavía dormían.

Las viviendas, de barro, se derrumbaron tras los deslizamientos de tierra provocados por el sismo.

Al final del día de ayer, Dilawar Kakar declaró a la AFP que 170 personas habían muerto y otras 400 habían resultado heridas en el sismo.

"Casi todas las casas fueron destruidas", por la mañana o en la réplica de la tarde de ayer, explicó el alcalde.

La búsqueda de supervivientes continuaba pero Kakar estimó que probablemente todas las víctimas habían sido halladas. En un balance anterior, un portavoz de un ministro provincial, Zamarak Jan, anunció 160 muertos y "unas 6.000 personas" que perdieron sus casas, añadió.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) señaló que todavía "no había información clara sobre el número de muertos y heridos", aunque un primer informe indicaba que "centenares de personas podían estar heridas o muertas y que miles de ellas se podían haber quedado sin casa".

Al menos ocho pueblos de los alrededores de Ziarat sufrieron daños, y uno de ellos quedó completamente destruido, según Qassem Kakar, un responsable de la policía local, contactado por teléfono.

El gobierno envió a unos 250 soldados y dos helicópteros del ejército a Ziarat para participar en las tareas de rescate.

"La destrucción ha sido importante. La gente necesita ayuda inmediata", declaró el coronel Mohammad Babar, luego de un vuelo de reconocimiento por la zona.


Comentarios


Fuerte terremoto dejó al menos 170 víctimas en Pakistán