Futuro incierto para el remate de valiosos lotes que impulsa Gennuso

La iniciativa para lograr un ingreso extra de 21 millones de pesos a través del remate de cinco lotes fiscales no tuvo un buen comienzo en el Concejo Municipal. La asesora letrada formuló varias objeciones al proyecto.



Los cinco lotes están ubicados en el barrio Lago Moreno, a unas quince cuadras de la playa del Viento. Foto: archivo

Los cinco lotes están ubicados en el barrio Lago Moreno, a unas quince cuadras de la playa del Viento. Foto: archivo

La iniciativa que presentó el intendente Gustavo Gennuso para lograr un ingreso extra de 21 millones de pesos mediante el remate de cinco lotes fiscales empezó con mal paso su tránsito por el Concejo Municipal, cuya asesoría letrada formuló varias objeciones al proyecto.

El dictamen no es vinculante pero adquiere peso propio porque la ordenanza sólo puede ser aprobada con mayoría especial (ocho votos del total de once) y al oficialismo no le alcanza con sus seis concejales.

Los bloques de oposición ya han formulado algunas críticas y difícilmente estén dispuestos a acompañar el proyecto si tiene un dictamen desfavorable. La única salida sería que el Ejecutivo incorpore los cambios sugeridos por la asesoría.

Los cinco lotes están ubicados en el barrio Lago Moreno, a unas quince cuadras de la playa del Viento, de acuerdo a la valuación estimada, el municipio podría enajenarlos por 21 millones de pesos.

La asesora letrada Josefina González Elizondo señaló que el artículo 1 debería contener “los informes de dominio que acrediten la titularidad” municipal sobre los lotes, que fueron recibidos en 2004 como pago de deudas tributarias.

También advirtió sobre “la amplia difusión” que se le debe dar al proyecto y la obligación de habilitar el “registro de impugnaciones” previsto por ordenanza para estos casos. Ninguno de esos actos está previsto en el articulado.

Apuntó además que no está expresamente prevista la forma de pago y que, ante la obligación de vender en pesos, no es un dato a soslayar, “considerando el contexto inflacionario”. También propuso que se especifiquen mejor las condiciones en las que se llevará a cabo la subasta y de dónde saldrán los recursos necesarios para la publicidad, el acto de subasta, la comisión del martillero y otros gastos.

Otra recomendación del dictamen es incluir en el articulado una mayor precisión sobre el destino de los fondos. Sólo en los fundamentos Gennuso habla sobre la voluntad de aplicar el dinero a “la realización de obras de infraestructura en loteos sociales”, mientras que en otro párrafo menciona como beneficiarias “a 500 familias registradas en el Banco de Tierras”.

Pero tal vez la objeción más llamativa es que los remates y subastas son “actos públicos”, que están prohibidos mientras duren las restricciones propias de la cuarentena, según puntualizó la asesora letrada.

Sostuvo en su dictamen que “no es un tema menor” que al menos por ahora esos actos “se encuentran imposibilitados de llevarse a cabo según lo dispone el decreto 576/2020”.

El concejal opositor Gerardo del Río (PUL) dijo que el análisis en comisión comenzará la próxima semana y que entre otros puntos exigirán que estén “todas las garantías” sobre la aplicación de los fondos obtenidos. Dijo que “a grandes rasgos” esa condición no estaría cumplida en el proyecto.

Su par Julieta Wallace se manifestó en contra y, al igual que otros integrantes de la “Mesa de Tierras”, han cuestionado la venta de lotes municipales como recurso para realizar obras básicas que podrían atenderse con programas nacionales.


Comentarios


Futuro incierto para el remate de valiosos lotes que impulsa Gennuso