Gennuso prepara cambios en el recorrido de los colectivos

Con un 20% menos de subsidios, revisa el esquema para cubrir mejor la demanda de Bariloche con el mismo costo del boleto.



El municipio piensa en dos líneas troncales y otras secundarias. (Foto: Alfredo Leiva)

El municipio piensa en dos líneas troncales y otras secundarias. (Foto: Alfredo Leiva)

Además de abrir gestiones en varios frentes para obtener recursos que permitan compensar los subsidios al transporte, el municipio trabaja en un nuevo esquema de líneas y recorridos orientado a “mejorar la eficiencia” del sistema y contribuir así a la reducción de costos.

El número clave a la hora de definir la tarifa del colectivo es el índice de pasajeros transportados por kilómetro, que en Bariloche está lejos del ideal.

Según información que maneja la Comisión de Seguimiento del Transporte (creada por ordenanza) en Bariloche el índice promedio no supera el 1,6 y “debería ser de 2 como mínimo”. Ese número está lejos de la ecuación lograda en otras ciudades como Buenos Aires o Córdoba, donde supera los 5 pasajeros por kilómetro y en algunas líneas llega a 7.

Del subsidio mensual de 15 millones de pesos que recibía el transporte de Bariloche hasta diciembre, la empresa Mi Bus ya tiene asegurados aportes por una suma total de 12 millones, comprometidos por la provincia, la Nación y el municipio. En el plan del intendente Gustavo Gennuso, el faltante que resta cubrir saldría de la reducción de costos que deparará el nuevo diagrama.

Bariloche tiene en total 22 líneas de transporte que cubren buena parte de la ciudad. Los recorridos tienen en su mayoría un sentido radial y en algunos casos exhiben superposiciones que se buscará eliminar.

Un equipo de la subsecretaría de Planeamiento que incluye arquitectos, urbanistas y un ingeniero vial especialista en movilidad comenzó a trabajar en un rediseño que estaría listo antes de fin de mes.

El secretario de Desarrollo Urbano, Pablo Bullaude, no quiso adelantar detalles y sólo explicó que buscan definir “una cobertura y un servicio más eficientes”.

Aclaró que no necesariamente habrá una reducción en el número de kilómetros totales, que actualmente es de 544.000 por mes, pero sí está previsto modificar recorridos para alcanzar barrios no atendidos, evitar servicios duplicados y ajustar las frecuencias a los niveles de demanda.

La idea es establecer al menos dos líneas troncales (una para el Alto y otra para el Oeste), sobre las que confluirían otras líneas secundarias que irán desde los barrios más alejados hacia los puntos de conexión con las troncales, sin llegar hasta el centro, como ocurre hoy.

Es decir que algunos pasajeros deberán realizar trasbordos en sitios todavía a definir. El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, admitió que serán necesarias algunas obras de infraestructura para montar lo que denominó “estaciones de transferencia”.

Cobertura

22 líneas
de colectivos tiene la ciudad de Bariloche, con recorridos que no responden necesariamente a una buena planificación.

Una de ellas, por ejemplo, podría estar ubicada junto a la rotonda de Herman y Pasaje Gutiérrez.

Bullaude dijo que la intención es que esos viajes desdoblados tengan una coordinación ajustada para evitar esperas y que el pasajero pueda abordar los dos viajes consecutivos con un mismo boleto.

Este último beneficio ya está previsto en el actual contrato del municipio con Mi Bus, pero nunca se implementó.

El objetivo, en definitiva, es replantear desde cero el dibujo de líneas, itinerarios y frecuencias, que permanece casi sin cambios desde hace cuatro décadas. La prioridad que se fijaron los técnicos es evitar los recorridos demasiado largos con pocos pasajeros, que resultan muy costosos, y asegurar conexiones “transversales” que le den mayor agilidad a todo el sistema.


Comentarios


Gennuso prepara cambios en el recorrido de los colectivos