Gira con críticas para la cúpula del PJ

Los dirigentes visitaron 22 unidades básicas. En todos lados les reclamaron más comunicación.



ROCA.- Luego de tantas críticas, la conducción del peronismo provincial dio la cara en el Alto Valle. Pero recibió varios cachetazos.

Las autoridades del Consejo Partidario cerraron anoche en Cipolletti una gira que en menos de 15 días los llevó por 22 unidades básicas rionegrinas y el común en cada uno de los encuentros no fueron los elogios.

Mucho menos en Roca, donde el jueves por la noche recibieron una lluvia de críticas acerca de la escasa comunicación que hubo en los últimos meses entre la conducción y las unidades básicas valletanas. También se les exigió una inmediata autocrítica.

Además de los dirigentes y militantes roquenses, participaron representantes de Allen, Cipolletti, Ingeniero Huergo y Cervantes.

Tanto el presidente del Consejo Partidario, Carlos Larreguy, como los dirigentes Jorge Cejas, Hugo Lastra y Carlos Peralta llegaron al encuentro con las unidades básicas del Alto Valle con la intención de poner paños fríos a la tensa situación que vive el peronismo desde las elecciones provinciales de junio.

El objetivo -expresado en una conferencia por los dirigentes- era restablecer el diálogo entre la conducción partidaria y las unidades básicas y de esta manera limar las asperezas internas y definir la postura del peronismo frente al nuevo período de gobierno que se inicia en la provincia.

“El cuestionamiento hacia la conducción es natural y lo aceptamos. Ha terminado la etapa electoral que alejó a la conducción partidaria de las unidades básicas y hemos retomado el camino de diálogo a los fines de evitar la incomunicación, que fue la principal enfermedad en el período pasado”, se sinceró el presidente del PJ rionegrino, Carlos Larreguy.

El dirigente viedmense agregó que “si bien las reuniones son duras en cuanto a que se marcan las necesidades de los dirigentes locales, la dureza no implica que no podamos acomodar los rumbos de esta conducción provincial y poder responderle a todas las unidades básicas”.

En la reunión del jueves también se trató el cambio en la fecha de elecciones de la juventud peronista y los cupos que corresponden a cada ciudad en el Congreso.

“Hemos dado por terminada la etapa electoral, acatamos el resultado de las elecciones y ahora hay que poner de pie a todo el peronismo”, indicó Jorge Cejas.

Para lograrlo, la conducción del PJ amplió las conversaciones con las unidades básicas al plano social. Dentro de la maratónica seguidilla de encuentros con dirigentes locales se incluyeron los sectores estatales, como Sitrajur, ATE, UPCN, empleados legislativos y Unter, que conversaron con el PJ a lo largo de la semana.

Los duros reclamos a los integrantes del Consejo también incluyeron una definición en cuanto a la convocatoria de un congreso partidario.


Comentarios


Gira con críticas para la cúpula del PJ