Giseve, en plan solista desde el Complejo Cultural Cipolletti

La ex cantante de Sinsemina se presenta este viernes con un vivo que podrá verse por streaming desde las redes sociales de Cultura local.

Gisela nació en Neuquén, hace 30 años. Está estudiando el profesorado de música, y mientras tanto avanza con su proyecto artístico.

Gisela nació en Neuquén, hace 30 años. Está estudiando el profesorado de música, y mientras tanto avanza con su proyecto artístico.

¿Cuándo sucede ese momento en que se nos revela de qué estamos hechos. A Gisel Vega, o Giseve, como la conocen en la escena regional, le bastó con la invitación de una banda amiga a participar del Wiñoy Xipantu en la comunidad Nehuen Mapu. Así, indagando en su historia familiar, pudo dar con eso que ya sentía latir en su interior, la sangre mapuche. Este viernes tocará en vivo desde el Complejo Cultural Cipolletti, vía streaming, como viene ocurriendo todos los fines de semana, en esta “nueva normalidad” que trae espectáculos sin público.


El recital empezará a las 20 y se podrá seguir desde la página de Facebook y el canal de YouTube de la Secretaría de Cultura de Cipolletti , que produce este evento.
Ella canta, hace percusión y compone hace más de 10 de sus escasos 30 años. Empezó su camino como integrante de la banda de reggae "Sinsemina", y desde 2016 se lanzó como solista, pero sigue participando en numerosos conjuntos del estilo reggae, rap, a veces folclore pero también indie y rock melódico. También trabajó como tallerista de hip hop y poesía.


El año pasado pudo publicar, con enorme esfuerzo, su primero disco: “Eterna aprendiz”, con canciones que hablan desde la lucha social, de la humanidad, la tierra y obvio, el tópico que nunca nos puede faltar: el amor.
“Pude plasmar mis sentires sobre cómo percibo el mundo, tanto con canciones personales como de lucha social. Trato de fusionar muchos estilos, entre ellos, reggae, hip hop, melódicos, folclore, andino y muchos más, para no encasillarme en ningún género, ya que me gusta mezclar todo tipo de estilos musicales”, cuenta sobre el material que se puede escuchar en las plataformas digitales.


“Estoy muy emocionada y contenta”, expresó. “Pude conocer el Complejo Cultural Cipolletti y me sorprendió lo grande y hermoso que es”, agregó. En el escenario contará con la colaboración de “Rayo”, “Maxi Macoña”, Martín jara y Bgirl Dani. Durante toda la semana estuvo trabajando en esta puesta en escena con imágenes que remiten a esta etapa de reconocimiento de su origen, pehuenes, enredaderas y el mundo natural. “El fin de mi proyecto es concientizar sobre la naturaleza”, explica.


Gisela nació en Neuquén, hace 30 años. Está estudiando el profesorado de música, mientras tanto avanza con su proyecto artístico: canta, rapea y además le gusta la percusión. Toca el bombo legüero, el xilofón, y algo de candombe.



Ella lleva más de dos años en este camino de auto conocimiento, de “transición”, como lo cuenta. “No lo sabía, pero en una charla con mi papá descubrí que tuve abuelos mapuche” reveló. “Ya hace un tiempo vengo yendo a los Wiñoy Xipantu (ciclo de la vida según la cosmovisión mapuche) de la comunidad “Nehuen Mapu”, por invitación de los chicos de la banda “Puel Kona”, se explayó.


Por estos días está terminando de grabar su nuevo tema “Antv”, que tiene el estribillo en mapuzungun (lengua mapuche), algo que la tiene “super contenta”, dice entre risas. Este viernes también preparó una versión de “Amutuy”, la canción de Marcelo Berbel.
Tras muchos meses de encierro y alejada de sus colegas de la música, siente que hubo mucho “aprendizaje”, sobre todo por estar “en soledad, sin tocar y con el miedo de la incertidumbre, pero siempre con la fuerza para no bajar los brazos”.

Cuando estás atrás de la cámara no sabes que está pasando, si gusta o no, no hay aplausos, solo terminás el tema y seguís con el que viene”.

Giseve y la experiencia del vivo sin público.


“Soy autogestiva, y si no agito yo, nadie lo va a hacer”, se dice y reconoce que además, “hubo que atravesar problemas económicos, ya que venía tocando dos o tres veces por fin de semana, y podía sustentarme”, se expresa.
Para ella los recitales sin público serán algo pasajero, o al menos así lo desea. “Tocar con público, la gente, sus miradas, los aplausos, esas caras y estar de este lado permite ver la alegría y tantas cosas lindas que tiene la música, y no quisiera que eso se pierda”, argumenta con firmeza.
“Cuando estás atrás de la cámara no sabes que está pasando, si gusta o no, no hay aplausos, solo terminas el tema y seguís con el que viene. Antes, cuando terminaba de cantar me iba a mi casa con el corazón inflado de alegría por todo eso que me da la gente”, enfatiza, pero reconoce que por ahora “es la alternativa”.


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


Giseve, en plan solista desde el Complejo Cultural Cipolletti