Gremio le amargó la vuelta a Ramón Díaz

Ríver comenzó muy mal en la Copa Mercosur. Los brasileños dominaron todo el partido.



BUENOS AIRES (DyN) – Con una producción convincente y sobre el final apabullante, Gremio de Brasil goleó ayer 4 a 2 a un pálido Ríver Plate en el comienzo del Grupo “E” de la Copa Mercosur.

Poco le importó a los brasileños la expectativa en Ríver por la vuelta del técnico Ramón Díaz o el debut de Esteban Cambiasso. Gremio fue más que el local a lo largo de los 90 minutos.

Para los brasileños señalaron Anderson Lima en el primer tiempo y en el complemento convirtieron Tinga, Anderson Polga y Zinho. Ríver había empatado dos veces mediante Cambiasso y Ariel Ortega.

El equipo de Ramón Díaz se mostró apático, previsible, colmado de dudas en el fondo con muy pocos argumentos en la zona ofensiva, salvo la movilidad de Ortega y algunos pocos chispazos del pibe D”Alessandro.

Enfrente tuvo un equipo como Gremio que se presentó sólido, compacto, prolijo y criterioso a la hora de manejar la pelota.

En ese panorama el equipo argentino consiguió el empate en una de las dos llegadas claras de gol que tuvo ante Danriel.

Cambiasso -antes se había comido un gol imposible a un metro de la línea y sin arquero- remató de zurda en el área aprovechando una pelota que por alto había recuperado Ortega.

En cambio, el Gremio, que había conseguido su tanto con un tiro libre bien ejecutado por Anderson Lima, dominó ampliamente la primera media hora, y después del empate de Cambiasso contó con cuatro situaciones netas para ponerse nuevamente arriba en el tanteador.

La visita siguió siendo mucho más con la pelota ante un equipo chato, sin vuelo, ni idea como el de Ríver.

Gremio puso a los 8 minutos las cosas en su lugar. Tinga aprovechó el rebote dado por Constanzo, tras una excelente combinación en ataque del conjunto brasileño por izquierda. Justo 2 a 1 para el “Tricolor”.

Ríver no mostró reacción. Continuó errático y el penal convertido por Ortega, apenas fue una aspirina para los males del equipo de “Don Ramón”.

La correcta expulsión de Franco, a los 24, le complicó aún más la tarde a Ríver. Gremio creció aún más en su rendimiento y fue amplio dominador de las acciones hasta el final.

A los 35 llegó el tercero con un espectacular disparo desde fuera del área de Anderson Polga que se metió en el ángulo, y a los 42, Zinho le puso el moñito a la actuación brasileña al definir, con gran categoría, una serie de toques en ataque que los defensores de Ríver vieron pasar.

Los hinchas de Ríver se fueron tristes. Ramón Díaz también. El regreso del carismático entrenador peor no pudo haber sido y el milagro Ramón, aún, no se cristalizó.

El “Pelado” insiste en que le faltan refuerzos

Atribulado y nervioso por la dura derrota en el debut de la Copa Mercosur, el entrenador de Ríver Plate, Ramón Díaz, advirtió ayer muy seriamente que “si queremos hacer un gran equipo” los dirigentes “deberán conseguir los refuerzos que hemos pedido”.

Y dio a entender claramente que si la dirigencia no cubre sus expectativas en cuanto a los refuerzos será prácticamente imposible pelear torneos simultáneos y a cambio se tendrá que optar por dar prioridad a uno.

Cuando concretamente se le preguntó si Ríver pelearía por igual el torneo continental y el local de pronto comienzo, Díaz respondió en tal sentido que “se hará un análisis a fondo, aunque todos saben que lo ideal sería tratar de ganar todo”.

Volviendo a los refuerzos reclamados, los delanteros José “Turu” Flores y José Saturnino Cardozo y el lateral izquierdo Federico Domínguez, sentenció que “los hemos pedido porque realmente los necesitamos y si queremos hacer un gran equipo los tendrán que traer”.

Díaz había afirmado el sábado que la dirigencia no había hecho los esfuerzos suficientes para conseguirle los jugadores pedidos y ayer, en conferencia de prensa tras la derrota ante Gremio, señaló que pese a todo todavía era optimista en cuanto a una positiva resolución del tema.

Visiblemente tenso y preocupado, Díaz dijo que “no esperaba un resultado así”, aunque, a modo de excusa, agregó que “nos enfrentamos a un gran equipo, que viene de salir campeón del torneo brasileño”.

Sobre el debut del centrocampista Esteban Cambiasso, se mostró satisfecho, pero con un reparo que lo sintetizó refiriendo que “debe entrar en la dinámica que pretendemos”.

“Pero me conformó, hace apenas tres o cuatro días que está con nosotros y hasta hizo un gol, así que no se le puede pedir más”, amplió.


Comentarios


Gremio le amargó la vuelta a Ramón Díaz