Hacía trabajos y murió al caer del primer piso

Estaba en una escalera y perdió el equilibrio.

Luis García

Los peritos verificaron que la víctima no tenía arnés ni otro elemento de seguridad para hacer las tareas de albañilería.

PLOTTIER (AN).- Un hombre de 62 años que trabajaba sin medidas de seguridad en una obra en construcción, de la que era propietario, falleció tras perder el equilibrio y caer desde el primer piso. El médico forense certificó que el deceso fue provocado por un traumatismo craneano. El accidente ocurrió a las 10:30 de ayer en San Martín 913, casi esquina avenida del Trabajador de Plottier. La víctima fue identificada como Héctor Rubén Muñoz, propietario de una serie de locales comerciales ubicados sobre San Martín. Él residía a la vuelta, en avenida del Trabajador. Arriba de uno de los locales –están alquilados– realizaba obras albañilería cuando se produjo el accidente. Estaba arriba de una escalera de madera, a la altura del dintel del primer piso, sin arnés ni ninguna otra medida de seguridad, cuando perdió el equilibrio y se precipitó al vacío. Primero golpeó contra el techo de la pérgola que da a la calle y luego impactó con la cabeza contra el cordón de la vereda y la rueda de un auto que se encontraba estacionado. De inmediato se avisó al servicio de emergencia y la Policía. Al comprobar que el hombre ya estaba muerto dejaron el cadáver sobre la vereda, tapado con una sábana blanca, para que la Policía realizara las pericias del caso. Personal de la comisaría Séptima tomó inmediata intervención y cerró la circulación por San Martín. Además encintaron el área para evitar que los curiosos que se acercaron alteraran el lugar. El médico policial arribó alrededor del mediodía y certificó que el deceso de Muñoz se produjo por traumatismo craneano. La verificación médica evitó que el cadáver tuviera que ser trasladado al Cuerpo Médico Forense para que le realizaran la autopsia de rigor, por lo que el cuerpo fue entregado a los familiares para que le dieran cristiana sepultura. Durante las pericias policiales se pudo establecer que el hombre no había adoptado ninguna medida de seguridad para realizar los trabajos. Las normativas establecen que a más de dos metros de altura los operarios debe utilizar, entre otras medidas, un arnés. El miércoles en Neuquén dos pintores sufrieron un accidente al surgir un problema en el andamio, pero se salvaron de caer merced a que funcionaron los mecanismos de seguridad. Uno de ellos fue retenido por el arnés y el restante alcanzó a tomarse del andamio, hasta que fueron auxiliados.


Comentarios


Hacía trabajos y murió al caer del primer piso