Hallan guantes con sangre enterrados en un baldío

Está a unos 200 metros de la casa donde asesinaron a las hermanas Olga y Teresa Buamscha. También había un cuchillo.



JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- Un hallazgo que podría tener significativo valor para la investigación del doble crimen de las hermanas Olga y Teresa Buamscha, se produjo en las últimas horas, cuando una comisión policial encontró un par de guantes quirúrgicos ensangrentados y un cuchillo, semienterrados en un baldío a unos 200 metros de la vivienda donde se produjo el sangriento episodio.

Ambos elementos deberán ser peritados para determinar si tienen relación con el caso, pero la cercanía con el lugar de los hechos, la preocupación por esconder los objetos y el sitio escogido, hacen presumir que los investigadores podrían estar frente a un hallazgo importante.

En tanto, trascendió que los hasta ahora únicos dos detenidos por el caso fueron trasladados a Zapala para ser sometidos a pericias psiquiátricas.

Una comisión policial que realizaba uno de los tantos rastrillajes, dieron el martes con los objetos semienterrados en un baldío.

El terreno está ubicado en la esquina de Félix San Martín y Ginés Ponte, a unos 200 metros del domicilio de calle San Martín, donde las hermanas fueron asesinadas.

Para acceder al baldío desde el predio de Olga Buamscha, sólo es necesario recorrer unos 30 metros por San Martín hacia el sur, y torcer a la derecha por Ginés Ponte y por espacio de unos 200 metros, recorrido que bien podría encajar con una eventual ruta de escape.

Se trata de guantes de látex del tip quirúrgico, que tendrían huellas con sangre, y de un cuchillo de hoja no aserrada, de dimensiones relativamente pequeñas y propias del uso doméstico.

Entre las certezas que manejan los investigadores, está el hecho de que él o los asesinos utilizaron guantes y que las heridas sufridas por las hermanas fueron practicadas con arma blanca.

Los objetos deberán ser peritados para determinar si las huellas de sangre se corresponden con el tipo del de las hermanas Buamscha, e incluso podrían ser sometidos a un análisis de ADN, siempre que la muestra no resulte contaminada. En ese caso, debería se llevada a un laboratorio de Buenos Aires.

Asimismo, otros especialistas trabajarán en paralelo para determinar si las dimensiones y características del cuchillo son congruentes con las mortales heridas sufridas por Olga y Te

resa.

Cuando esa batería de pruebas concluya, los investigadores recién estarían en condiciones de determinar si el hallazgo podría corresponderse con el arma asesina.

Las hermanas Buamscha fueron ultimadas a cuchilladas entre las 22 y las 23.30 del domingo 20 de marzo, cuando se encontraban solas en la vivienda de calle San Martín. Olga fue hallada muerta por los policías, mientras que Teresa alcanzó a sobrevivir algunas horas, hasta que falleció en el hospital local.

Entre las varias piezas que los pesquisas intentan definir, figuran la hora exacta del deceso de Olga, lo que permitiría completar la línea de tiempo real en que se sucedieron los hechos.

Asimismo, aún no aparece con certeza el móvil del brutal crimen, por cuanto aún se habla de robo y no se descarta la venganza.

 

Detenidos a Zapala

 

Como se apuntó, los únicos dos detenidos fueron trasladados ayer a Zapala para realizarles pericias psiquiátricas.

No obstante, las fuentes relativizaron esa diligencia, al señalar que, tratándose de personas que podrían ser imputadas de un delito, es necesario determinar si tenían conciencia de sus actos.

Se trata de dos vecinos de Junín de los Andes, que quedaron a disposición de la justicia entre los cuatro demorados en arresto preventivo a las pocas horas de iniciadas las pesquisas.

Uno de los sujetos habría tenido algún tipo de relación laboral con Olga Buamscha, quien era propietaria de la más tradicional panadería de Junín, ya que fue la primera en la ciudad. Se desconoce, en cambio, si existe algún tipo de relación parental, de amistad o conocimiento entre ambos detenidos.


Comentarios


Hallan guantes con sangre enterrados en un baldío