Hallaron las vainas servidas de sólo dos armas

Serían del rifle de Najul y de la pistola del policía. Brusaín no habría disparado.



ROCA (AR).- La posibilidad de que el abogado Armando Brusaín haya disparado contra el ganadero Ernesto Najul, quedó ayer prácticamente desvanecida.

Los efectivos de la comisaría de El Cuy encontraron en el lugar del hecho ocho vainas servidas calibre 22 y nueve de 9 milímetros.

Estos proyectiles corresponderían, según la hipótesis que manejan los investigadores, al rifle propiedad de Najul y al arma reglamentaria del sargento Enrique Medina, quien le disparó al ganadero ante la seguidilla de disparos que efectuaba contra Brusaín, y aparentemente contra el oficial de justicia y el propio Medina.

“Lo que dice la familia Najul es una barbaridad. De todos modos, nosotros no vamos a hablar mal de nadie. Para eso está la justicia”, dijeron ayer los padres del abogado herido.

Mientras tanto, Brusaín sigue internado en el sanatorio Juan XXIII.

Según información policial, la bala calibre 22 que le ingresó por el tórax realizó varios rebotes en el interior del cuerpo de la víctima, por lo que afectó varios órganos como el páncreas, el hígado, el intestino y un pulmón.

La causa aún no ingresó en el juzgado de Instrucción Nº6 de Margarita Carrasco. “Las actuaciones aún las tiene la policía”, se informó ayer en los Tribunales de Roca.

El sangriento hecho se produjo el martes pasado cuando Brusaín daba cumplimiento a una orden judicial del juez Ulises Camperi.

Según la misma, se debía secuestrar 2.670 ovejas y diez caballos, por una deuda de Najul por 71.000 pesos.

Según la información brindada hasta el momento, Najul y Brusaín habrían empezado a discutir hasta que comenzaron los disparos. Como resultado de la pelea, tanto Najul como Brusaín resultaron con heridas de armas de fuego.

La salud del ganadero no aparece tan comprometida como la del abogado. Najul se encuentra internado en el hospital “Francisco López Lima” de Roca y está fuera de peligro.

El ganadero tiene custodia policial hasta que se recupere y sea dado de alta. Allí deberá decir la jueza Carrasco si queda detenido, ya que estaría acreditado que él efectuó el disparo que hirió gravemente al abogado. Al menos así figura en la denuncia radicada en la comisaría Tercera.

Mientras tanto, en el campo donde ocurrió el hecho de sangre -ubicado en la zona de Cerro Policía- seguía trabajando una comisión policial en busca de elementos para la causa.

Por otra parte, se supo que el sargento Enrique Medina, que era quien acompañaba al abogado y al oficial de justicia para secuestrar los animales, no cumple más funciones en Cerro Policía, al menos por un tiempo.

Trascendió que fue reemplazado ante el temor de que sufra represalias por su actuación en el caso. Al menos hasta que se conozcan más detalles de lo que efectivamente ocurrió, no volverá al destacamento de Cerro Policía.


Comentarios


Hallaron las vainas servidas de sólo dos armas