Análisis: Hartazgo en una Formosa que despierta

Foto Télam

Foto Télam

Cientos de ciudadanos no solo expresaron hartazgo por la decisión de Insfrán de volver a una cuarentena dura en Formosa. Dijeron basta a un gobierno autoritario que menosprecia derechos, en una de las provincias con mayores índices de pobreza, analfabetismo y mortalidad infantil del país.


La represión brutal, precisamente, al derecho a manifestarse fue incluso justificada por el gobierno provincial (“acá no se rinde nadie”, dijo el superministro Jorge González).


Ni el Presidente Fernández ni la vicepresidenta se expresaron ayer ante tamaño acto de violencia estatal. Recién anoche, un twit del Secretario de Derechos Humanos Pietragalla repudió la violencia policial, pero también reprobó la “violencia desmedida de algunos manifestantes”y la “campaña de desprestigio de medios hegemónicos”.


No es la primera vez que Formosa es noticia por los excesos oficiales.
Semanas atrás nos horrorizaba la instalación de centros de aislamiento como política sanitaria para impedir el avance del Covid en el territorio. Vecinos, organizaciones civiles y oposición denunciaron las condiciones de hacinamiento en estos indignos depósitos humanos. Sin embargo, el respaldo a Insfrán por parte del oficialismo nacional fue unánime. Sin fisura; como si se tratase de obediencia debida.


Insfrán es uno de los caudillos argentinos que ajustan a su gusto la Constitución y las normas para eternizarse.


A partir de 1995, ganó todas las elecciones: lleva gobernando 25 años pues la Asamblea Constituyente de 2003 votó por la reelección indefinida, dañando al sistema republicano provincial.


Ese cuarto de siglo al frente de la Provincia le permitió armar estructuras condescendientes, tanto en la Justicia como en la Legislatura, generando impunidad.


La existencia de provincias con rasgos autoritarios dentro del país no es particularidad exclusiva de Formosa. La historia nos muestra la persistencia de regímenes subnacionales escasamente republicanos. La convivencia de democracias nacionales con autoritarismos subnacionales es más frecuente de lo que puede suponerse.

Lo preocupante es el aval del Gobierno Nacional a los rancios y autocráticos estilos de un caudillo desprestigiado.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Análisis: Hartazgo en una Formosa que despierta