"Hay que preservar la religión propia", pidió el Dalai Lama





El Dalai Lama, referente espiritual y uno de los principales líderes de opinión del mundo, dijo que "no es mi intención convertir al budismo a la gente", especialmente en países que -como la Argentina- tienen una fuerte tradición judeocristiana, y aseguró que en todas las religiones operan grupos terroristas. "En todas las tradiciones espirituales hay gente dañina", enunció frente a una multitud en el barrio de Palermo.

En su segundo día de visita a la Argentina, el Dalai Lama -de 70 años- contó que "al año del ataque a las Torres Gemelas, en la conmemoración, dije que (los autores del atentado) eran musulmanes pero que eso no significaba que todos el mundo musulmán fuera responsable". "Hay terroristas en el cristianismo, en el hinduísmo, en todas las tradiciones, pero no por eso vamos a creer que una tradición tiene las características de un puñado de personas", manifestó el Dalai, quien instó no sólo a propiciar "la armonía entre las reli

giones" sino también a "mantener la propia religión" y honrarla aún en caso de conversión a otro credo. Considerado como una encarnación de Buda desde que tenía 2 años, el Dalai se doctoró con honores en Filosofía Budista luego de haber asumido en 1950 como jefe de Estado del Tibet independiente, tras la invasión del ejército popular chino. Debió asilarse en India y aún intenta conciliar posiciones con China. Por su prédica en favor de los derechos humanos y la búsqueda de una salida pacífica al conflicto del Tibet y otras controversias internacionales, obtuvo en 1989 el Premio Nobel de la Paz, que dedicó "con profunda gratitud (...) a los oprimidos de cualquier lugar". (DPA)


Comentarios


"Hay que preservar la religión propia", pidió el Dalai Lama