Hieren con tumberas a policías en Confluencia

Dos recibieron impactos y tres lesiones graves, al intentar frenar una pelea entre dos familias. Hubo un demorado, que intentó gatillarle a un efectivo en la cabeza; luego fue liberado.





Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN) – Cinco policías de la Comisaría 19 del barrio Confluencia resultaron ayer heridos de consideración, dos de ellos con balazos de “tumberas” al tratar de calmar el alboroto que generaba una conocida familia del sector. El enfrentamiento se extendió por casi seis horas y contó con un sólo hombre demorado, luego de intentar dispararle en la cabeza a unos de los efectivos. El titular de la Comisaría 19, Carlos Vallejos, explicó que “aparentemente esta familia Morales, que es conocida en el barrio, habría estado un poco enojada con la policía por la participación que tuvimos en una pelea que ellos protagonizaron a las dos de la tarde del viernes, con la familia González Rodríguez, y en la que uno de los integrantes de los Morales resultó baleado”. El enfrentamiento se produjo once horas más tarde en la esquina de Paimún y Tres Arroyos, a una cuadra de la comisaría, cuando los efectivos llegaron a calmar el alboroto que la familia Morales estaba realizando en ese lugar donde incluso impedían el paso por el puente del arroyo. Como resultado del choque, que se extendió hasta cerca de las 6.30 de mañana, cinco policías resultaron heridos. Los agentes Manuel Herrera y Daniel Colin con heridas de arma de fuego, el primero en su pierna izquierda y el segundo en una de sus manos. Cristian Navarro y Perla Sambueza con traumatismos varios, y el sargento ayudante Juan Oscar Sobarzo con lesiones en la cabeza tras que un ladrillazo le partiera el casco protector. “Sólo se demoró a José Segundo Oyarzo Lara, de 41 años, por haberle gatillado con un revólver calibre 38 a un efectivo a corta distancia, con la suerte de que el arma no se disparó”, explicó Vallejos, aunque advirtió que “pasadas las 11.30 tuvimos que liberarlo”. Precisamente el abogado de la fuerza, Gustavo Lucero, reclamó al Poder Judicial un accionar más rápido dado que el hombre estaba demorado “por tentativa de homicidio”. El letrado remarcó poco antes de que el hombre sea liberado que “la fiscalía o el juzgado tienen que intervenir rápidamente, porque no estamos hablando de un hecho menor”. El malestar de la fuerza para con la justicia quedó ayer de manifiesto no sólo en este hecho sino también en otro ocurrido en Cuenca XV. (Ver aparte) Al igual que en ese caso el móvil en el que se trasladaban los efectivos de la Comisaría 19, y que fue entregado a la unidad el jueves, resultó con serios daños a raíz de los piedrazos que lo alcanzaron durante la pelea.

La liberación del único detenido en la pelea generó malestar en las filas policiales. En la zona oeste le fracturaron el maxilar a un cabo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hieren con tumberas a policías en Confluencia