Hoy salen a la venta los bonos de Piedra del Aguila

Si no hay compras en el mercado la empresa podría declarar la quiebra. Neuquén tiene el 13% de las acciones de esta hidroeléctrica. Para los ejecutivos de la firma, los acreedores no tienen opción.



La firma Hidroeléctrica Piedra del Aguila finalizó esta semana su plan de reestructuración de sus pasivos.

Los mismos llegan a los 420 millones de dólares.

Terminado todo el trámite administrativo, hoy salen a la venta los títulos de la empresa generadora de energía, manejada por la chilena Gener, la norteamericana Duke y la canadiense Trans Alta, para ser “entregados” a los distintos acreedores.

En este sentido el titular de la hidroeléctrica, Horacio Turri, en diálogo con el diario “El Cronista”, señaló que “si no hay acuerdo con los acreedores, podrían quitarnos la concesión y declararnos la quiebra”.

Los tenedores de obligaciones negociables, que representan cerca de 195 millones tendrán 20 días para decidir si aceptan estos bonos,por lo que la operación se cerraría en los primeros días de noviembre.

Si se acepta el 97% de la operación con los tenedores de las obligaciones negociables, se acordaría la refinanciación prepactada con el Banco Nación, cuya deuda se acerca a los 98 millones, y un grupo de inversores privados a los que se le adeudan otros 125 millones.

“Por cada peso que le demos a los tenedores de obligaciones negociables, 50 centavos serán pagados en junio del 2009 a una tasa del 8,25%. La otra mitad se abonará en 20 cuotas semestrales a partir del 30 de junio próximo con una tasa del 8% hasta el 31 de diciembre del 2009”, sentenció el ejecutivo en otra parte de la conversación.

Cabe recordar que el 13% de las acciones de Hidroeléctrica Piedra del Aguila están en manos de la provincia de Neuquén, el 26% pertenece a la Nación, el 59% a las empresas mencionadas en un principio y el 2% restante a los empleados.

De acuerdo a lo que mencionaron los ejecutivos a los distintos medios, los inversores hoy se encuentran entre la espada y la pared.

“Si no aceptan el canje habrá pedido de quiebra. De no cerrarse la operación, la alternativa es que no se cobre nada porque automáticamente el Estado nos quitaría la concesión”, señaló Turri ante “El Cronista”.

Pérdidas millonarias

Durante 1998 la empresa facturó cerca de 66 millones de dólares con una ganancia neta de 15 millones.

La empresa, como otras del rubro de la región patagónica, se ha visto afectada por una extensa sequía, la falta de créditos, la última reforma impositiva y la inesperada baja de precios en el mercado.

Para Piedra del Aguila, la reforma impositiva, por dar un ejemplo, implico una caída del 33% de su margen operacional promedio por temporada como asimismo un pago anual al fisco del orden de los 8,5 millones de dólares por año.

Las expectativas de los directivos de la empresa están dadas en la compra de los bonos a largo plazo por parte de aquellos inversores que optaron en su momento por la adquisición de obligaciones negociables de la empresa.

Por otro lado, se esgrime que las condiciones del mercado energético mejorarán en el corto y mediano plazo ya que las copiosas nevadas de este invierno en la zona cordillerana permiten sostener que existirá un buen caudal sobre los ríos para la generación de energía y que los precios subirán por una mayor demanda de este insumo.


Comentarios


Hoy salen a la venta los bonos de Piedra del Aguila