Idas y venidas en el plantel albinegro: se fue Taborda, llegó Opazo



1
#

A Taborda se lo extrañó. (Foto: Juan Thomes )

2
#

Opazo se ganó un lugar. (Foto: Juan Thomes )

La salida de Cristian Taborda fue un problema para Cipolletti. Sobre todo porque el Mono se había encontrado con el arco varias veces y fue de lo más rescatable del 2016 para el equipo dirigido por Henry Homann.

Sin embargo, la dirigencia optó por traer dos jugadores en su puesto como Juan Pablo Pereyra y Lucas Farías. El delantero decidió emigrar a Costa Rica por no ser considerado prioridad.

Entre lesiones y bajo rendimiento, ninguno de los dos refuerzos le dio a Cipolletti lo que precisaba. Ambos alternan algunos minutos buscando la recuperación física y futbolística.

Tuvo que aparecer otro Mono, Daniel Opazo, para solucionar la falta de gol y convertir tantos importantes que le renuevan la esperanza al hincha albinegro.

El último fin de semana lo sufrió un grande de la categoría en la Visera, cuando el pibe pasó entre dos y la puso contra un palo.

Los gritos del Monito fueron clave. Madryn lo sufrió de local y de visitante, por Federal A y por Copa Argentina. Entre las víctimas aparecieron Alvarado y finalmente Gimnasia de Mendoza.

Eliminado de la lucha por el primer ascenso y de cara a la próxima fase, el Capataz cuenta con una carta que otros no tienen: un pibe del club que hace monerías.


Comentarios


Idas y venidas en el plantel albinegro: se fue Taborda, llegó Opazo