Igualdad y merecimientos

Indica nuestra Constitución nacional, ley suprema del Estado, en su art. 16 el principio de igualdad ante la ley y reza: “La Nación argentina no admite prerrogativas de sangre ni de nacimiento; no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas”.

Recientemente a través de medios periodísticos me entero de que el diputado Máximo Kirchner adeuda en materia impositiva la suma de $ 4.077.599, dicho por su propio abogado defensor, y que -a partir de su pedido- se acogió a una beneficiosa moratoria con quitas que llegan a aproximadamente $ 2.000.000 y el saldo lo abonará en 96 cuotas fijas de casi $ 20.000 cada una.

Dos reflexiones merece esto. En primer lugar, a esta persona se le da el beneficio de abonar su deuda, que corresponde a periodos fiscales de 2016 a 2019, en cuotas fijas, las que con una inflación muy importante erosiona los ingresos del Fisco, por lo que todos los argentinos -excepto él- perdemos por este “beneficio” en su favor. También hace que en un período de flacos ingresos públicos el Estado nacional -como ocurre en el presente- no encuentre mejor solución que subir los impuestos al resto de los mortales.

En segundo lugar, me parece que escandaliza tal tratamiento, y al ciudadano común le da unas enormes ganas de pedir al Fisco que todos tengamos este beneficio. Por ejemplo, podría cortarse a la mitad lo que se descuenta mensualmente de impuesto a las Ganancias y anualmente de Bienes Personales y además se debería poder pagar en 96 cuotas, ¿por qué no? Si como indica nuestra Constitución nacional “la igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas”. ¿Qué le parece, estimado lector?

Daniel E. Gutiérrez

DNI 13.655.379

Neuquén


Comentarios


Igualdad y merecimientos