Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Impuesto brasileño no afectaría al país

El gobierno asegura que la reforma fiscal de Lula no prevé gravar los productos que llegan de Argentina.



BUENOS AIRES (DyN/Télam) - Brasil no aplicará por el momento impuestos a las importaciones de Argentina en el marco de su reforma fiscal, aunque sí incentivará a productores que compiten con los exportadores argentinos, afirmó ayer el subsecretario de Integración Latinoamericana y Mercosur, Eduardo Sigal.

El funcionario informó esto tras un encuentro en Montevideo, en el marco de una reunión del Grupo Mercado Común (GMC) del bloque. "La delegación de Brasil nos hizo entrega de una copia del decreto que firmó el presidente Lula da Silva. Estuvimos analizando los 69 artículos y la primera conclusión es que no afecta a las exportaciones argentinas", afirmó.

Ayer se había conocido un decreto especial de Lula que aumenta a 9,25 % los impuestos Cofins y PIS (Programa de Integración Social), dos gravámenes relacionados con la seguridad social, que hasta el momento no tocarían a los importados.

Con el decreto especial, Lula decidió abreviar el trámite parlamentario de la reforma fiscal brasileña que ya cuenta con media sanción de diputados y que analiza el Senado.

Sigal explicó que si bien el decreto no estipula ampliar la base imponible hacia los importados, el proyecto de ley que debate el Senado sí lo contempla en uno de sus artículos.

"El proyecto de ley que está en el Parlamento de Brasil motivó una presentación, planteando nuestra preocupación, y pedimos que si avanzan que exceptúen al Mercosur", indicó Sigal.

Por su parte, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Martín Redrado aclaró que "lo que se creó es un impuesto en dos partes similar a Ingresos Brutos, que se puede deducir porque genera un crédito fiscal a favor de los productores".

"Lo que busca Brasil es consolidar las fuentes de recursos del sistema de seguridad social", agregó Redrado, quien reconoció sin embargo que "una parte de los recursos que genere este impuesto irán al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES)", que financia a su vez exportaciones brasileñas hacia Argentina."Por eso ya pedimos oficialmente que el BNDES financie también la producción de otros países del Mercosur", añadió.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), Enrique Mantilla, afirmó que "la Argentina creó una zona liberada para que Brasil haga lo que quiera" en materia comercial regional, y remarcó que la entidad advirtió hace tres años sobre enmienda que ata las cargas sociales brasileñas a la facturación de las empresas y encarece las ventas a ese país. "Esta medida estaba ya incluida en la reforma constitucional brasileña de julio de 2000", subrayó Mantilla a radio Continental, al tiempo que puso de relieve que "la Cámara de Exportadores avisó al gobierno argentino en ese momento".

No obstante, indicó que "la Argentina nunca hizo un reclamo al respecto y creó la sensación de una zona liberada de impunidad en la cual Brasil podría hacer lo que quisiera".


Comentarios


Impuesto brasileño no afectaría al país