Incidentes en manifestación de repudio por la presencia de Patricia Bullrich en Bariloche

Familiares de Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel repudiaron la presencia de la exministra de Seguridad en esta ciudad. Hubo empujones e insultos en el hotel Inacayal, donde Bullrich atendía a la prensa.

La presencia de la exministra de Seguridad de la Nación y presidenta del Pro, Patricia Bullrich, despertó el repudio de familiares de Santiago Maldonado y del joven mapuche Rafael Nahuel, que fue asesinado en noviembre de 2017 en Villa Mascardi.

Bullrich aterrizó este miércoles en Bariloche donde prevé desarrollar varias actividades. Antes de que ponga un pie en esta ciudad, organizaciones de derechos humanos, gremios y dirigentes de sectores del Frente de Todos criticaron su visita.

Tras arribar al aeropuerto de Bariloche, la exministra de la gestión de Mauricio Macri se dirigió con su comitiva al Hotel Inacayal, donde estaba previsto que daría entrevistas a medios de prensa. Allí, se reunió además con el ex intendente de Cipolletti, Anibal Tortoriello, y el diputado provincial de Cambiemos Juan Martín y el diputado nacional del mismo espacio Fernando Iglesias.

La presidenta del Pro y exministra de Seguridad, Patricia Bulrrich, se retira de la confitería del hotel Inacayal cuando familiares de Santiago Maldonado y allegados comenzaron a insultarla. (Foto Alfredo Leiva)

Todo transcurría con calma, en el reluciente establecimiento hotelero. Hasta que un grupo de personas irrumpió sigilosamente minutos después de las 14 en la confitería, donde Bullrich ofrecía una entrevista a un medio local.

Las personas sacaron una bandera gigante con una leyenda que reclamaba justicia por Santiago Maldonado y comenzaron a insultarla. Los colaboradores de Bullrich la rodearon para protegerla. Mientras los manifestantes gritaban el nombre de Santiago Maldonado y la trataban de "asesina".

Los manifestantes entraron pasadas las 14 de este jueves al hotel de manera sigilosa y cuando verificaron que Patricia Bullrich estaba en la confitería, desplegaron la bandera y repudiaron su presencia en Bariloche. (foto Alfredo Leiva)

Bullrich era la ministra de Seguridad, cuando ocurrió la desaparición del joven el 1 de agosto de 2017, en un operativo a cargo de Gendarmería para despejar la ruta nacional 40, en Cushamen, Chubut. Santiago participaba de un corte de ruta con un grupo de mapuches de la comunidad Cushamen, cuyo lonko era entonces Facundo Jones Huala, que hoy está preso en Chile. El cuerpo sin vida de Maldonado apareció 77 días después en el río Chubut.

“¡Fuera de Bariloche!”, le gritaban exaltados algunos de los manifestantes. Dirigentes que acompañaban a la exfuncionaria recriminaron las agresiones y responsabilizaron de la violenta manifestación a Sergio Maldonado, hermano de Santiago. “¡Violentos son ustedes que matan por la espalda!”, replicaban los participantes del escrache. Mientras Sergio Maldonado registraba la escena con su celular.

Bulrrich no respondió. Se levantó de la silla y sus colaboradores la rodearon para que se retirara hacia otro espacio del hotel. Fue el momento, donde los gritos y los insultos arreciaron hacia la exministra.

La presidenta del Pro, Patricia Bullrich, se retira minutos después de las 14 de este miércoles a otro lugar del hotel por la manifestación en su contra. (foto Alfredo Leiva)

Una vez que lograron retirar a Bullrich, las personas que la acompañaban armaron una especie de cordón humano y empezaron a avanzar para sacar a los manifestantes del hotel. Durante varios metros cruzaron insultos cara a cara. La gente que estaba con Bullriche recriminaba a Sergio Maldonado y le decían que vivía del Estado. Sergio les recordaba que ellos habían matado a Santiago.

El personal del hotel observaba consternado. “¡Hijos de puta la van a pagar!”, se escuchaba en el hall. Algunos de los manifestantes indicaban a sus compañeros retirarse porque el objetivo ya se había logrado. Los seguidores de Bullrich empujaron al grupo de manifestantes hasta que pudieron sacarlos del hotel. En forma inmediata, personal del hotel cerró las puertas.

Los dirigentes del Pro rodearon a Patricia Bullrich para protegerla. (Foto Alfredo Leiva)

Es una rata que se tiene que esconder”, afirmó Sergio Maldonado en la calle tras el escrache. Y responsabilizó -una vez más- a Bullrich por la desaparición forzada de su hermano. “Ella no va a poder caminar por las calles por la rata que es”, aseguró. “En cambio, nosotros sí podemos caminar por la calle”, sostuvo.

Antes de que se marcharan, llegaron familiares de Rafael Nahuel en unos vehículos. Los padres del joven asesinado se dirigieron hacia la entrada del hotel que estaba cerrada. Su madre, Graciela Salvo, portaba un cartel con la imagen de su hijo que apoyó sobre los vidrios de la puerta principal. Alejandro Nahuel, el padre de Rafael, tenía un enorme cartel, con el reclamo de justicia, que ubicó frente a otro enorme ventanal.

En el interior los colaboradores de Bullrich observaban intranquilos. “¡Fuera Bullrich del territorio mapuche!”, gritaban los manifestantes desde la calle. “¡Bullrich y Macri asesinos!”, afirmaban. Y comenzaron a golpear los vidrios de la puerta principal.

Los padres de Rafael Nahuel y miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu repudian la presencia de Patricia Bullrich en el exterior del Hotel Inacayal. (Foto Alfredo Leiva)

Bullrich era la ministra cuando asesinaron a Rafael Nahuel la tarde del 25 de noviembre de 2017. La investigación lleva más de 3 años abierta y el homicidio sigue impune. Las pericias sostienen que la bala que mató al joven de 22 años salió del arma de un albatros de Prefectura Naval. Bullrich desde el primer momento sostuvo que el joven mapuche había muerto durante un enfrentamiento entre mapuches armados que atacaron a los albatros que se defendieron.

Alrededor de las 14.30, un grupo de policías llegó y se ubicó en el acceso principal al hotel. Después, abrieron la puerta y salió la comitiva con Bullrich hacia el estacionamiento donde subieron a una combi.

Policías protegen la camioneta en la que Patricia Bullrich y su comitiva se retiran. (Foto Alfredo Leiva)

Los policías protegieron la camioneta, mientras los hombres y mujeres mapuches le gritaban asesina a la exministra. “¡No van a tener paz en el territorio mapuche!”, le advirtió un dirigente de la Coordinadora del Parlamento Mapuche-Tehuelche. El grito de "racistas" se mezclaba con el silbido fuerte del viento que soplaba desde el lago Nahuel Huapi.

El chofer encendió el motor de la camioneta que avanzó a paso de hombre entre gritos, insultos y forcejeos. Tras varios minutos de empujones entre los manifestantes mapuches y algunos policías que protegían la camioneta, Bullrich y su comitiva pudieron retirarse.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Incidentes en manifestación de repudio por la presencia de Patricia Bullrich en Bariloche