Incorregibles



Neuquén

Si bien esta vez no invitan a escupir fotografías de odiados hombres y mujeres de los medios, los muchachos vuelven a la carga con su apasionada aversión por el periodismo cuya labor investigativa les resulta adversa. Cuando no es así, conviven con la prensa alegremente.

Esta vez lucen por su fobia periodística un cómico de la lengua, un sindicalista de dudoso pasado -contando a partir de los años 70- y un excanciller. De los tres, es claramente este quien más llama la atención acerca de sus dichos descalificatorios de la noble profesión de informar la verdad por tratarse de un constitucionalista a quien uno supondría comprometido con la libertad de expresión.

Pero está visto que, como dijo Borges, son incorregibles y estarían de seguro felices de contar con un nuevo Raúl Apold que domestique, mediante el dinero o la extorsión, las voces discordantes.

Jorge Sabatini

DNI 8.850.113


Comentarios


Incorregibles