Independiente de Neuquén y una odisea que valió más de tres puntos

El plantel del Rojo pasó una verdadera peripecia en el camino a Bariloche antes de la goleada a Puerto Moreno. Los problemas en el colectivo generaron largas demoras. Mauricio Villa, autor de dos goles, contó cómo se vivió el extenso viaje.

Mauri Villa contó cómo se repuso el plantel después del conflictivo viaje de ida a Bariloche. (Foto: Sitio Albirrojo)

Mauri Villa contó cómo se repuso el plantel después del conflictivo viaje de ida a Bariloche. (Foto: Sitio Albirrojo)

El 5 a 1 de Independiente de Neuquén a Puerto Moreno en Bariloche no solo fue un triunfo clave para las aspiraciones del equipo. También fue una muestra de fortaleza y entereza luego de un viaje eterno que afectó el modo en que llegaron al partido.

El colectivo que transportaba al plantel y al cuerpo técnico presentó varios problemas mecánicos y luego de varios intentos debió ser reemplazado, alterando la logística del club en la previa al encuentro.

“Primero estuvimos dos horas parados en Picún Leufú. No nos quedaba otra que ponerle optimismo y buena onda. Algunos chicos se pusieron a jugar al tejo con piedras, lo tomamos así”, contó Mauricio Villa, referente y goleador del Rojo.

Pasando Piedra del Águila, el desperfecto continuaba y el vehículo se paraba cada 10 minutos. Debieron regresar a esa ciudad y pedir por un refuerzo.

“Volvimos a Piedra a las 8, 9 de la noche. La municipalidad nos prestó instalaciones, hicimos movimientos en el gym, comimos y nos bañamos ahí. El otro cole nos buscó a la medianoche y llegamos a Bariloche a las 4 de la mañana”, relató el delantero.

El descanso y la preparación mental que ameritaba un partido definitivo como el del domingo no fueron las ideales pero los neuquinos dieron la talla.

Es lindo marcar pero rescato al grupo. Ante un problema como el que tuvimos en la previa nos unimos y fortalecimos”.

Mauricio Villa, goleador y emblema del Rojo, elogió la actitud del plantel.

Con menos horas de sueño y el cansancio del viaje largo, se presentaron a las 17:10 en la cancha del Naranja y golearon 5 a 1. Los tres puntos y la abultada diferencia de gol lo dejaron bien posicionado de cara a la clasificación que se jugarán mañana ante Cruz del Sur en La Chacra.

“En el transcurso del partido nos dimos cuenta que podíamos hacer varios goles, hasta pudimos hacer más”, destacó Villa.

Respecto al partido con el Cruzado analizó: “Nuestro primer objetivo será ganar, veremos cómo se planta Cruz del Sur que también tiene chances de clasificar. Va a ser un partido con espacios de ida y vuelta, hay que aprovecharlo, va a ser lindo”.

El delantero se alegró por los dos goles convertidos pero valoró más el aspecto colectivo.

“Uno trabaja y entrena para esto, ninguno de los chicos del club cobra, desde que arrancó la pretemporada pusimos el compromiso de hacer lo mejor y entrenar profesionalmente, al máximo, sin faltar ni llegar tarde. Lo cumplimos y eso se ve en la cancha. Este torneo es muy especial, hay muchos chicos jóvenes, con ganas de triunfar y progresar”, aseguró.

Independiente ya demostró más de una vez que sabe sobreponerse a las difíciles. Un valor agregado para un final tan abierto.

Una final el miércoles y otra el domingo

El Consejo Federal confirmó que el cruce entre los dos ganadores de las zonas patagónicas será este mismo domingo.

El que se imponga en el grupo 1 entre Independiente de Neuquén (6), La Amistad (6), Alianza (4) y Cruz del Sur (4) en la definición del miércoles enfrentará el fin de semana a Jorge Newbery de Comodoro Rivadavia, vencedor en la Zona 2.

Los chubutenses terminaron con 6 unidades y el reglamento afirma que la localía de la próxima fase es para el que más puntos obtuvo en la ronda inicial. Por esa razón, el que salga victorioso en el grupo 1 será local el domingo con Jorge Newbery.

El que avance en ese cruce se enfrentará con el Bolívar de Marcelo Tinelli, ganador de la Zona Pampeana Sur, por el ascenso al Federal A.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Independiente de Neuquén y una odisea que valió más de tres puntos