Independiente ganaba cómodo, pero se quedó dormido

El “Rojo” triunfaba por dos goles, pero sobre el final Newell’s empató.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

BUENOS AIRES (DyN) - Independiente ganaba ayer cómodamente 2-0, pero se quedó y lo sostuvo su arquero Ariel Rocha con un rendimiento impecable, aunque sobre el final el esfuerzo de Newell’s Old Boys tuvo su premio con el 2-2.

En Avellaneda, el gol que tanto mereció Newell’s lo convirtió Lucas Bernardi a 3 minutos del desenlace con un remate violento y perfecto desde fuera del área grande, tras una jugada en la que intervinieron Germán Real y Damián Manso.

Independiente dio la impresión de que iba a repetir después de haber vencido a Boca Juniors el miércoles, pero resignó metros, dependió demasiado de la eficacia de su arquero y al final la voluntad de Newell’s alcanzó para el reparto.

Tal como lo había anticipado el entrenador Jorge Ribolzi, Newell’s procuró ser protagonista y por momentos lo consiguió, en especial cuando la pelota fue controlada por Manso, una vez más factor desequilibrante.

Por el lado de Independiente también fue importante Esteban Cambiasso como eje y los dos equipos con vocación ofensiva protagonizaron un interesante y atractivo ida y vuelta.

Los dos primeros goles fueron para los anfitriones y los consiguieron Eluchans y el uruguayo Diego Forlán.

En el de Eluchans, Vitali desbordó por la derecha y mandó el centro atrás para el remate fulminante del juvenil mediocampista dentro de la media luna.

El de Forlán fue con un oportuno cabezazo, necesario para aprovechar un rechazo hacia adelante de Cejas, luego de un envío de Cambiasso.

Sebastián Cobelli descontó en los últimos minutos de esa etapa, producto de una combinación entre Julio Saldaña y Quintana.

Durante el segundo período los hinchas de Independiente estuvieron de festejo por las penurias de Boca en Liniers ante Chacarita Juniors.

El Independiente que asumió un papel más conservador en el segundo episodio del partido recibió como castigo ese bombazo de Bernardi, para festejar un empate que parecía lejano.


Comentarios


Independiente ganaba cómodo, pero se quedó dormido