India y Pakistán: resurge el conflicto por Cachemira



Matías Iglesias*

Desde la independencia y la partición de la India británica, la posesión del preexistente principado de Jammu y Cachemira ha permanecido como el principal eje de disputa entre India y Pakistán, dando lugar a guerras entre ambos en 1947, 1965 y 1999. Tras la guerra de 1947 surge la línea de cese de fuego conocida como la Línea de Control, que divide el antiguo principado en dos partes controladas por India y Pakistán, para consolidarse como una frontera de facto desde el Tratado de Simla de 1972.

El 14 de febrero, 44 unidades de la Fuerza de Policía Central de Reserva fueron asesinadas en un atentado cuando se dirigían a Srinagar, capital del estado de Jammu y Cachemira, del lado indio de la Línea de Control.

El grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM), cuyo principal objetivo es la separación de Cachemira de India, se adjudicó responsabilidad por el ataque. A pesar de ser ilegal en Pakistán desde el 2002, JeM sigue operando desde bases en territorio pakistaní, según India con el consentimiento de Islamabad.

Por ese motivo, el 26 de febrero la Fuerza Aérea India ejecutó una expedición punitiva y bombardeó una base de operaciones del JeM, no ya del otro lado de la Línea de Control, sino en territorio pakistaní propiamente dicho. Un piloto indio fue derribado por las defensas pakistaníes y devuelto días más tarde como gesto de buena voluntad por parte del primer ministro pakistaní, Imran Khan.

Sin embargo, desde el momento del operativo, se han sucedido enfrentamientos a lo largo de la Línea de Control con un saldo hasta el fin de semana de una docena de muertos.

La tensión resultante ha puesto al mundo en alarma, dado que se trata de dos potencias con armas nucleares. En unas cuantas semanas tendrán lugar las elecciones nacionales en India, en las cuales el Bharatiya Janata Party (BJP), el partido nacionalista hindú, buscará la reelección del primer ministro en ejercicio Narendra Modi. Algunos observadores destacan que la tensión en Cachemira le vendría como anillo al dedo a Modi para estrechar filas.

La incursión de la Fuerza Aérea India es la primera en ingresar en territorio pakistaní propiamente dicho desde la guerra de 1971.

En la guerra de 1999, las operaciones de la Fuerza Aérea India se mantuvieron del lado indio de la Línea de Control, por instrucciones expresas del mando civil en Nueva Delhi, para prevenir una escalada del conflicto.

Esto es importante porque la guerra de 1999 fue la primera que enfrentó directamente a India y Pakistán teniendo ambos sus armas nucleares. En aquel entonces Pakistán, envalentonado por sus pruebas recientes, decidió verificar la reacción de India ante una incursión a riesgo de escalar verticalmente el conflicto. India lo hizo restringiéndose a su lado de la Línea de Control.

La incursión del 26 de febrero significa que la Fuerza Aérea India dio un paso más allá que en 1999. Por otro lado, la guerra de 1999 también demuestra que India y Pakistán ya han sido capaces de llevar adelante una guerra localizada sin escalada horizontal (la apertura de un frente marítimo en el océano Índico) ni escalada vertical (el empleo de armas nucleares).

Por eso, a pesar de que los mandos indios ya han advertido que están todas las opciones sobre la mesa en caso de una nueva provocación por parte de grupos terroristas, no es esperable una escalada a nivel nuclear en este caso, sino que la tensión y los enfrentamientos vayan decreciendo.

Esto no quiere decir que la cuestión de Cachemira desaparezca, ya que como todos los conflictos de raíces profundas, tiene su ciclo propio y parece estar experimentando un resurgimiento. El 2018 fue el año más violento en la historia reciente de Cachemira, con 361 muertes a raíz del conflicto según estadísticas oficiales.

Lo único seguro es que Cachemira seguirá siendo un desafío para cualquier gobierno indio que gane en las próximas elecciones.

*Egresado de la carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad de Palermo, codirector de la Consultora Intauras dedicada al análisis político nacional e internacional de los principales acontecimientos mundiales


Comentarios


India y Pakistán: resurge el conflicto por Cachemira