Inflación: la hora de enjuiciar a los súper



ECONOMÍA

Hace apenas un año, los supermercadistas eran considerados “amigos” del gobierno y hasta fueron cómplices de la arbitrariedad oficial que significó obligarlos a no publicar sus ofertas en los diarios opositores.

Hoy, en cambio, pasaron ocupar el papel de enemigos. Suelen recibir multas y clausuras de la Secretaría de Comercio Interior por no respetar los precios cuidados o cuando se detectan faltantes en algunos de los 194 productos que integran esa canasta.

En la edición impresa del lunes, lea cómo el gobierno se apresta a aplicar, además de estas multas, un arsenal de medidas legislativas para sancionar aumentos “desmedidos”, aunque nadie sepa cómo se van a determinar en medio de una alta expectativa inflacionaria.


Comentarios


Inflación: la hora de enjuiciar a los súper