Inhumaron los restos de dos mellizas asesinadas

Dos nenas de dos años y medio fueron inhumadas en Concepción del Uruguay, en medio de muestras de dolor. Las chiquitas fueron degollada. Por el aberrante caso fue detenido el padre, quien antes había discutido con su esposa.



PARANA (DyN).- Los restos de las mellizas asesinadas el sábado, presuntamente por su padre, fueron inhumadas ayer en el cementerio de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, adonde asistieron familiares y numerosos vecinos, ya que el caso provocó una gran conmoción en la ciudad.

La madre de las chiquitas de dos años y medio, Lucrecia Méndez, de 21, estuvo acompañada, además de sus familiares, por una psicóloga de la Oficina de Asistencia a la Víctima de Delito y por el titular de esa repartición, Walter Carballo, quienes fueron enviados por el gobernador Jorge Busti.

Las niñas fueron veladas a cajón abierto desde las 22 del sábado en una sala del mismo barrio donde vivían y ayer cerca del mediodía fueron inhumadas en el cementerio local.

El trágico final de las nenas, que murieron degolladas, aparentemente fue consecuencia de una violenta discusión que mantuvieron sus padres el sábado por la mañana. Esa pelea supuestamente se produjo después de una larga serie de agresiones que habría llevado a Méndez a anunciar a su marido, Marcelo Maidana, de 31 años, que quería terminar con la relación.

Tras la pelea, según versiones policiales y periodísticas, Maidana se llevó a las nenas y poco antes de las 13 del sábado regresó con ellas, ya muertas, en su viejo Ford Falcon, para mostrárselas a su mujer.

La joven madre, casi fuera de control por los nervios, fue entonces a la comisaría segunda a denunciar a su marido.

Al mismo tiempo el hombre se dirigió a la delegación local de la Policía Federal, en el centro de la ciudad. "Yo las maté", les habría dicho a los efectivos que se encontraban en el lugar, a quienes les costó salir del impacto que les causó ver a las chiquitas sentadas, ya muertas, en el asiento delantero del vehículo.

En ese lugar fue encontrado por los policías provinciales que iniciaron la búsqueda apenas finalizó la denuncia de la madre.

Según afirmó en su edición de ayer el diario "La Calle" de Concepción del Uruguay, Maidana habría llegado con las manos ensangrentadas a la Policía Federal, supuestamente a confesar el crimen.

Los investigadores habrían encon

trado luego en un descampado situado 15 kilómetros al sur de esa ciudad, sobre la ruta 42, una serie de elementos que les hicieron pensar que las chiquitas fueron previamente emborrachadas por el hombre antes de degollarlas.

En esa zona de monte, aparentemente, los policías habrían hallado una botella de cerveza y una de gaseosa, un cuchillo, un guante de tipo industrial, una credencial supuestamente a nombre del padre de las nenas, además de manchas de sangre.

Maidana trabajaba en el Frigorífico Súper SA, según dijo el diario local, y la Policía señaló que no tiene antecedentes penales.

La investigación quedó a cargo del Juzgado de Instrucción Nº1 de Concepción del Uruguay, Estela Natal de Rebos.


Comentarios


Inhumaron los restos de dos mellizas asesinadas