Isol pone a los padres como protagonistas

La escritora acaba de editar “Imposible”, otras de sus historias en la que la mirada de los niños está en primer lugar porque miran las cosas con curiosidad, aunque esta vez los papás están en primer plano



La escritora, cantante e ilustradora Marisol Misenta, conocida como Isol, eligió como protagonistas de su último libro, “Imposible”, a los padres de un niño de dos años y medio que, abrumados ante la rutina que les impone su hijo, deciden recurrir a una promesa difundida en el diario para resolver sus ansiedades de manera inmediata.

La autora de libros como “El Menino”, recibió a Télam para hablar sobre su último trabajo, editado por Fondo de Cultura Económica. Durante la entrevista Isol señaló que en sus historias “la mirada de los niños está en primer plano porque miran las cosas con esa curiosidad del que no adquiere la experiencia y el acostumbramiento a esta cultura en la que vivimos”.

P- ¿“Imposible” es el primero de tus libros en el que los adultos-padres son protagonistas?

R- Sí, el punto de vista parece ser el de los padres, ellos son los que hablan pero según la opinión del autor siempre están mirados de una manera y yo siempre estoy con el nene. Se me ocurren las historias por vivencias personales, observaciones. Cuando tuve a mi nene hice “El Menino” que habla de tratar de comprender a un ser nuevo. Indagar en ese lugar del padre medio azorado me divierte. “Imposible” es duro con los padres pero después pensé que, al final, ellos se vuelven a acomodar.

Télam 25/01/2019 – Buenos Aires: Isol Misenta, dibujante. Foto: Florencia Downes/ Edición: Alejandro Andam/ Catalogadora: Alelí Acuña Barrenechea

P- El título parece remitir a ese lugar imposible al que lleva la búsqueda de la perfección.

R- Siempre que te dan algo que parece muy genial, muy perfecto, hay trampa. Que todo sea como uno quiere es difícil porque hay que aceptar nuestro lugar en lo que está sucediendo. Nunca comulgué con esta idea mágica de que otros son culpables de las cosas que nos pasan.

P- En tu libro “El globo” también aparece el rol de una madre, en ese caso grita y se convierte en globo desde la mirada de la hija.

R- Algunos me dicen que este libro es un poco la respuesta a “El globo”. Ese libro empieza de una manera abrupta y nunca se sabe si el deseo de la nena era ese (que su madre fuera un globo) o que no gritara más. Un lector puede pensar que esa madre era insoportable, lo mismo el niño de “Imposible”. Creo que un poco lo es pero como parte de ser niño.

Télam 25/01/2019 – Buenos Aires: Isol Misenta, dibujante. Foto: Florencia Downes/ Edición: Alejandro Andam/ Catalogadora: Alelí Acuña Barrenechea

P- En los dos casos, la maternidad y la paternidad no están edulcoradas ni son ideales.

R- Estos relatos surgen a partir de buscar una historia que no esté contada. Me gusta lo cotidiano, lo que observo, lo que escucho y con “El globo” me pasó que una vecina le gritaba mucho a su hija y en un momento empecé a registrar que la nena gritaba igual que ella y entonces hice el dibujo. Era una señora gritando con la boca muy redonda y ahí salió el libro. Lo que me sorprende es lo que surge de mi extrañamiento de lo cotidiano, por eso en estas historias la mirada de los niños está en primer plano porque miran las cosas con esa curiosidad del que no adquiere la experiencia y el acostumbramiento a esta cultura en la que vivimos. Ahí es donde surgen preguntas lindas, historias interesantes. Es una manera creativa, el artista nombra las cosas que uno ve todos los días de manera distinta entonces uno las vuelve a pensar, a mirar. La autoayuda suele imponer un modelo, una única manera para que todo esté bien y cierre. No sé si eso existe. Involucrarte con algo implica drama y alegría.

“Nunca comulgué con esta idea mágica de que otros son culpables de las cosas que nos pasan”

confiesa la autora de “Petit, el monstruo”


P- ¿Cómo fue el proceso creativo en este caso? ¿Apareció primero el texto o la imagen?
R- Apareció la similitud entre un niño y otra cosa (no quiero nombrarla para no adelantar el final) y la posibilidad de ver qué es lo que una madre le reclama a un niño. Pensé cuáles eran las estrategias que podía usar, tenía varias ideas desde el lugar del niño pero al hablar desde el lugar de los padres, que solo están pensando en ellos, me cerraba mucho más. Además hablan sin terminar de hacerse cargo: les gustaría dormir mejor pero tampoco dejan que la angustia los supere.

Télam

“Petit, el monstruo” ya es serie Pakapaka

El cuento de Isol “Petit, el monstruo” se convirtió el año pasado en una serie animada que se emite por el canal Pakapaka y cuenta con guiones de Fernando Salem, también guionista de “Zamba”, y un seguimiento detallado de su creadora.

“Al principio costó, los hinché mucho y lograron algo muy parecido a mi estética. Tenés que soltar. Realmente tiene una calidad visual hermosa”, reconoce la autora en la entrevista con Télam.

Además contó que se está haciendo una segunda temporada de la serie y que trabaja en un libro con textos de Federico García Lorca.


Comentarios


Isol pone a los padres como protagonistas