Italia teme la reacción de los mercados

Berlusconi, pese a su desprestigio, quiere retornar





#

AP

Mario Monti y su gestión eminentemente tecnócrata debía concluir de todos modos en la próxima primavera europea.

ROMA.- El presidente italiano está pendiente de cómo reaccionarán los mercados financieros a la decisión del primer ministro Mario Monti de renunciar luego de perder apoyo crucial en el Parlamento para las medidas de austeridad que habían restaurado la fe en la capacidad del país para sobrevivir a la crisis de deuda de la Eurozona.

Monti le dijo el sábado al presidente Giorgio Napolitano que dejaría el cargo luego de que el Parlamento apruebe el presupuesto, que será probablemente en un par de semanas.

Napolitano dijo ayer ante reporteros que “veremos cómo les va a los mercados’’, luego de que le preguntaron si estaba preocupado. Napolitano nombró al economista Monti el año pasado para remplazar a Silvio Berlusconi, cuya obstinación a tomar medidas de austeridad causó pánico en los mercados financieros.

Abundan las especulaciones sobre si Monti se postulará para el cargo de premier en unas elecciones que podrían efectuarse en febrero. Se negó responder a esa pregunta, hecha por el periódico local Corriere della Sera.

Por otra parte, el ex jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi, considerado muerto políticamente desde hace meses, y a pesar de encuestas que le son desfavorables, esbozó un enésimo retorno al ruedo del poder que hace añicos el frágil equilibrio político en Italia.

Berlusconi, de 76 años, quien anunció el sábado que se presentará nuevamente al cargo de jefe de gobierno en el 2013, probablemente base su campaña electoral en los impuestos que considera demasiado elevados para la clase media, el crecimiento económico, en momentos en que Italia está en recesión, y críticas a la Unión Europea, que se somete demasiado, según él, a lo que desea Alemania.

No obstante, los sondeos son muy desfavorables para el ex jefe de gobierno y su formación, el Pueblo de la Libertad (PDL), podría dividirse entre una ala moderada y otra más derechista.

En octubre del 2011, el “Cavaliere” tuvo que ceder a la presión política y de los mercados financieros para dejar el poder. Desde noviembre del 2011, el partido Pueblo de la Libertad (PDL) había apoyado al gobierno de tecnócratas de Mario Monti, en una alianza inédita con el centroizquierda.

“Todas las cifras son peores que hace un año”, aseguró Berlusconi, añadiendo que su partido votará los textos actualmente examinados en el Parlamento, empezando por la ley presupuestaria.

(AP, AFP)


Comentarios


Italia teme la reacción de los mercados