Jalil pedirá créditos para cubrir el déficit

El intendente de Neuquén busca superar el desequilibrio financiero, que rondaría los tres millones. La crisis se debe a la baja recaudación de tasas y al incremento de los gastos.





NEUQUEN.- El gobierno municipal apura créditos externos y anticipos a cuenta de la coparticipación para superar el desequilibrio financiero que, de acuerdo a proyecciones oficiales, llegará a tres millones de pesos a fin de año.

La batería de medidas que el Ejecutivo viene evaluando desde hace un mes incluye cambios en la asignación de financiamientos acordados oportunamente con entidades bancarias. La cifra total en juego no está definida pero superaría holgadamente los tres millones y medio de pesos.

A menos de 100 días del cambio de gobierno, el Ejecutivo municipal dará un fuerte golpe de timón al rumbo económico para remontar la caída de los ingresos, que ha atribuido a factores sociales y financieros, para de este modo evitar caer en la inacción.

Las fuentes dijeron que el plan del intendente Luis Jalil es avanzar en tres frentes simultáneos, desde la semana próxima.

Uno apunta a cambiar la asignación del financiamiento acordado con el Banco Provincia de Neuquén, en aquellos casos en que las obras fueron licitadas a un precio menor al presupuestado originalmente.

La idea es utilizar los remanentes -se habla de un margen de hasta un 30% en algunas obras- para financiar partidas presupuestarias en rojo.

Se trata de un préstamo de tres millones previsto en el presupuesto vigente y que fue adquirido este año con autorización de los concejales para financiar obras del programa Promun (asfalto, en especial) y completar los aportes para el edificio nuevo del Deliberante.

La segunda acción está encaminada a solicitar una ampliación de ese mismo crédito por una cifra que rondaría los dos millones de pesos.

La última está enmarcada en un anticipo de un millón de pesos a cuenta de la coparticipación que recibe mensualmente del Estado provincial.

Ese monto es idéntico al que la comuna dejó de percibir en el primer tramo de este año como consecuencia de la caída del valor del crudo.

Baja recaudación

La fuente indicó que la crisis que atraviesa la comuna es la conjugación de un déficit en la recaudación y de un incremento en los gastos que superaron las partidas previstas en solo siete meses.

En materia coparticipable, el municipio recién pudo recuperar los ingresos históricos en julio, lo cual permite predecir mejores tiempos pues podrá cubrir las previsiones en los meses siguientes siempre y cuando los fondos se mantengan en los niveles actuales.

En el renglón tributos, la cobranza en patentes -que durante muchos años fue la niña bonita de los ingresos propios- se tradujo en un déficit de un millón y medio de pesos.

La fuente responsabilizó al intendente Jalil por haber convalidado «por una cuestión de sensibilidad social» sistemas de liquidación nuevos en la tasa que se aplica sobre vehículos y en las licencias comerciales pues «empujaron para abajo» la recaudación.

No descartó otros factores, como la caída de la actividad económica general y la recesión, como otros elementos que incidieron a que los vecinos retraigan el pago de las tasas.

Del mismo modo cuestionó que el intendente haya morigerado los valores de las licencias a los negocios debido a que el índice de morosidad llega «al 50 por ciento y es una situación muy difícil de revertir».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Jalil pedirá créditos para cubrir el déficit