Joseph Fiennes descubre Egipto

El actor sigue los pasos de si primo explorador

El actor británico Joseph Fiennes estrena hoy a las 22 por Nat Geo la miniserie docu-reality “Los Fiennes redescubren Egipto”, en la que sigue a su famoso primo explorador en una travesía al estilo road movie que combina acción, aventura e historia.

“Sabía que si nos apurábamos, podíamos hacer que el programa saliera durante el año del aniversario”, relató Fiennes en una entrevista a la que accedió Télam como único medio argentino, en referencia a que en 2019 se cumplen 50 años de la expedición original que lideró su primo Sir Ranulph Fiennes y que ayudó a cimentar su fama como “el explorador vivo más grande del mundo”, tal como lo bautizó el libro Guinness de los récords.
Es que Sir Ranulph, que hoy tiene 75 años, consiguió ser la primera persona que visitó tanto el Polo Norte como el Polo Sur sólo usando medios de transporte de superficie o la primera que cruzó la Antártida completamente a pie, entre otros numerosos logros.
En los tres episodios de la miniserie, el explorador guía a su primo actor en la ruta de aquel viaje original de 1969, con los vehículos de aquella época y ante los riesgos que él mismo enfrentó.

Los primos se conocían poco antes de encarar este proyecto.

Si bien Sir Ranulph y el intérprete -reconocido por su papel protagónico en “Shakespeare apasionado” (1998) y que hoy brilla en la multipremiada serie “The Handmaid´s Tale”- se habían cruzado en un encuentro familiar ampliado años atrás y sabían de las carreras del otro, prácticamente no se conocían.
“Estamos emparentados de forma bastante lejana, y Ran siempre está viajando, por eso sólo nos hemos visto un par de veces. Durante toda mi infancia había escuchado estas historias sobre este pariente mítico, este explorador”, dijo el actor sobre el vínculo de primos terceros que lo une a Ranulph y cómo lo ilusionaba “finalmente conocerlo”.
“Es bueno poder conocer a un familiar a medida que va narrando su vida. Es hermoso llevar a alguien a su pasado y a través de ese viaje aprender sobre sus experiencias”, siguió Fiennes sobre el costado fraternal que tuvo para él la expedición.
Los primos aprenden todo del otro y entablan una relación mientras conducen a toda velocidad por las dunas del desierto del Sahara, visitan el campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial en El Alamein, toman contacto con arañas, escorpiones y serpientes venenosas, ingresan a catacumbas recientemente descubiertas en la ciudad de El Minya o navegan por el río Nilo.


Fue justamente el no saber si congeniaría con Ranulph uno de los aspectos que Joseph confesó que más temía del proyecto: “¿Sería para mí este papel? ¿Me quedaría paralizado frente a una serpiente o un escorpión? Pero dejando de lado esos peligros, en realidad al no conocer bien a Ran, me preocupaba no saber si íbamos a ser compatibles”.
“Es un mes viajando juntos. Si esa química no funciona… Podríamos haber peleado como perro y gato, y tal vez eso podría haber sido muy interesante para la audiencia, pero obviamente no habría sido muy divertido para nosotros”, reflexionó.
En tanto, su primo aseguró que intuía que todo “iba a estar bien”: “Nuestro ADN compartido me decía que nunca sería un desastre”, dijo Ranulph.
Aunque el programa no escatima en adrenalina, Joseph afirmó que creía haber descubierto en este viaje que la clave para que Ranulph haya sobrevivido a tantas aventuras es que “no se altera fácilmente, es la serenidad personificada, tiene la increíble habilidad de marcar su propio ritmo”.
“Debes tratar de medir las cosas casi matemáticamente”, apoyó el célebre explorador, y sobre su forma de encarar esos desafíos añadió: “Constantemente debes pensar en que ‘no hay peros que valgan’. Antes de que aparecieran los teléfonos móviles, necesitabas tener un plan de contingencia”.

Télam


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


Joseph Fiennes descubre Egipto