Joya del sol al pie de un volcán

1
#

Panorámicas imperdibles todo el año. En invierno, el centro de esquí ofrece actividad en sus 14 amplias pistas para principiantes, intermedios y expertos.

2
#

El cráter es un increíble anfiteatro natural donde se realizan conciertos orquestales y corales.

3
#

4
#

5
#

mariana fernández marianafernandez@rionegro.com.ar

villa la angostura

En el corazón del Parque Nacional Puyehue se encuentra el secreto mejor guardado de la cordillera: el Complejo Antillanca (Joya del Sol en lengua mapuche).

A los pies del volcán Casablanca, en verano ofrece increíbles circuitos de trekking por la selva valdiviana, pesca en espejos de agua y el imperdible ascenso hasta el volcán. En invierno, nieve garantizada desde junio hasta octubre, kilómetros de pistas esquiables y buenos precios hacen del centro de esquí una propuesta tentadora para los turistas argentinos.

El complejo fue fundado por socios del Club Andino de Osorno y cuenta con un hotel de 167 habitaciones en la base de las pistas, dos confiterías y un restaurante gourmet, escuelas de esquí, locales de alquiler y taller de equipos, sala de juegos, microcine, sauna, guardería para niños, pileta climatizada y disco.

“Tu sales de la habitación con los esquíes en la mano y ya estás esquiando”, detalla Juan Agustín Rodríguez, gerente general del centro. Como el hotel está alejado de la ciudad, ofrecen la opción de régimen de pensión completa.

En los alrededores de Antillanca hay una variedad de senderos de montaña totalmente señalizados y lagunas paradisíacas para recorrer. También hay un circuito especial de varios kilómetros con vistas increíbles para los amantes del running y una pista de mountain bike que se extiende por toda la ladera.

Desde el complejo se puede hacer el ascenso del Volcán Casablanca. Cuando no hay nieve, al Este del centro de esquí, se recorren unos cuatro kilómetros en vehículo –en invierno, caminando con raquetas de nieve- hasta el amplio cráter a los pies de la ladera occidental del volcán (1.300 metros, apx.). El sendero cruza el cráter hacia el este, y sigue subiendo por una ladera suave hasta la cumbre. El desnivel total de la excursión es de 900 metros. Es una caminata fácil para hacer en familia, en el día.

Desde arriba abruma la increíble vista al resto de los volcanes de la zona y hasta el Tronador a lo lejos.

En el camino principal al volcán, además nos encontramos con el cráter de volcán Raihuén.


Comentarios


Joya del sol al pie de un volcán