Judicializan el polémico programa para cuidar plazas

El sindicato demandó al Municipio neuquino por el programa Vecinos Placeros. El decreto de Quiroga aún no está en funcionamiento.



El sindicato de Trabajadores Municipales de Neuquén presentó una denuncia penal contra el Municipio por el programa que impulsó el Ejecutivo con un decreto por el cual se abona 5.500 pesos al mes a los vecinos que cuiden plazas.

“Ahora hay que dejar que la Justicia avance. En el momento de la presentación nos consultaron si estamos dispuestos a una mediación y le dijimos que sí porque lo que queremos es que el decreto quede sin efecto”, dijo el titular del sindicato, Santiago Baudino. Recién habrá novedades tras la feria judicial.

Baudino explicó que hicieron la denuncia “al entender que tanto Quiroga, como Bermúdez y Artaza están incumpliendo los deberes de funcionario público porque están firmando un decreto violatorio de la forma de contratación que establece el estatuto del trabajador municipal y la Carta Orgánica”.

A la vez agregó que “es una forma de negrear el trabajo porque ofrecen 5.500 pesos al mes por cuatro horas de trabajo, sin aportes previsionales, sin contribuciones patronales, sin obra social y sin derecho a vacaciones”.

El Programa Vecinos Placeros se creó a principios de mes por el decreto 483 del intendente Horacio Quiroga y alcanza a unas cien plazas de diferentes barrios neuquinos. Establece un pago mensual y la entrega de ropa para efectuar la tarea y herramientas. Se abrió la inscripción pero aún no está en pleno funcionamiento.

En la convocatoria se indica que los interesados en ser placeros deberán contar con conocimientos mínimos sobre el cuidado de un espacio verde y vivir en una vivienda cercana a la plaza del barrio.

El cruce por este programa se trata de otra disputa más que llega a la Justicia entre Baudino y el Municipio. En mayo el juez Mauricio Zabala lo condenó al referente del Sindicato a tres meses de prisión en suspenso por un corte de calles de Neuquén que encabezó en 2017.


Comentarios


Judicializan el polémico programa para cuidar plazas