Juicio por jurados: «Tengo la conciencia tranquila, porque no hice nada»

Declaró la imputada y dio su versión de lo que ocurrió en ese domicilio de Bariloche. Negó haber asesinado a su pareja. Alegó que era víctima de violencia de género. Este jueves serán los alegatos. Después, los jurados pasarán a deliberar.

Se levantó de su silla, y caminó tranquila hasta el centro de la sala de audiencias, sin mirar a nadie. Los jurados siguieron con la vista los movimientos de esa mujer de baja estatura, brazos firmes, cabello y ojos negros, que está acusada de haber matado a su pareja, Esteban Huenuqueo.

Se hizo un silencio por unos segundos hasta que Marta Dina Valle comenzó su relato, frente al micrófono. Los doce jurados titulares y los cuatro suplentes estaban preparados. Tenían sus lapiceras y cuadernos en sus manos para anotar los puntos sobresalientes de la declaración de la imputada.

La acusada estuvo rodeada de policías durante las audiencias del primer juicio por jurados que comenzó el lunes. (Foto Alfredo Leiva)

La mujer recordó cómo había conocido a Huenuqueo hace unos cuatro años, en un baile en El Bolsón. Dijo que se mudó a Bariloche con el hombre porque la había mandado a buscar.

Después relató varias escenas que había sufrido de violencia de género. Afirmó que había sido golpeada y maltratada por Huenuqueo.

Sostuvo que los familiares de la víctima habían mentido cuando declararon. “No me quiero hacer la víctima, pero que realmente esté preso el que lo hizo”, afirmó, con voz firme.

Llevo ocho meses detenida y estoy pagando por algo que no hice”, aclaró. Cuestionó que el personal policial le creyó a Sebastián Monsalve y a su esposa, que la incriminaron a ella como la autora de la puñalada que Huenuqueo había recibido la madrugada del 23 de junio del año pasado.

Valle y Huenuqueo había ido a cenar a la casa de Monsalve y su esposa, que vivían en ese momento en la calle Namuncurá al 1300 en el barrio San Cayetanito de Bariloche. Del encuentro participó además Oscar Huenuqueo, hermano de la víctima.

De hecho, Oscar trasladó en su auto (un Renault 12) a Valle y a su hermano a la casa de Monsalve, que declaró que conocía desde niño a los Huenuqueo. Cuando declaró, mencionó que la víctima era «como un hermano» para él. En esa cena hubo abundante ingesta de alcohol.

El fiscal jefe Martín Lozada y la fiscal Betiana Cendón sostienen que Valle apuñaló esa madrugada a su pareja. El defensor particular Hugo Cancino asegura que ella no fue, sino otra persona que estaba en la cena. Y la acusada responsabilizó en su declaración ante el jurado a Monsalve, que nunca fue incriminado ni por la fiscalía ni la Policía.

Huenuqueo murió el 24 de junio pasado (al día siguiente de haber sido apuñalado) por la grave hemorragia que provocó esa profunda herida que perforó su pulmón izquierdo.

La actuación policial

“Acá la Policía actuó mal, ¿por qué fui yo la primera detenida?, ¿por qué tengo que pagar algo que yo no hice?”, exclamó. “Si dicen que la justicia hace bien las cosas, acá las cosas no las están haciendo bien”, afirmó.

Y enfatizó: “Yo tengo la conciencia tranquila, porque no hice nada”. Algunos jurados anotaban en sus cuadernos, mientras el fiscal jefe Martín Lozada y la fiscal Betiana Cendón la observaban con desconfianza.

El defensor particular le hizo algunas preguntas a la mujer como para orientar el relato. Nada más. Valle recordó que tuvo defensores oficiales y un abogado que le habían recomendado que firmara un juicio abreviado a cambio de una condena menor. El delito que la fiscalía le atribuye se reprime con prisión perpetua.

“Les dije: si yo firmo el (juicio) abreviado me hago cargo de algo que no hice. Que realmente pague el que tiene que pagar”, sostuvo. Negó haber asegurado la madrugada que los policías lo detuvieron que había cortado a su pareja.

El fiscal jefe Martín Lozada expondrá este jueves su alegato de clausura y también el defensor particular Hugo Cancino. (Foto Alfredo Leiva)

Lozada interrogó de manera inquisitiva a la acusada. La presionó hasta que el juez Marcos Burgos, que dirige las audiencias, le llamó la atención al fiscal y le pidió que reformulara sus preguntas.

El fiscal jefe le planteó a la acusada que su relato tenía contradicciones con los testimonios de testigos directos y con los peritos. Le preguntó ¿por qué no había denunciado a Huenuqueo si era víctima de violencia de género? Los testigos había declarado que Valle era la que maltrataba a la víctima.

Lozada quiso saber ¿por qué no había presentado testigos que corroboren su versión? Valle respondió que algunas personas tenían temor de la familia de la víctima porque habían sido amenazados. Explicó que no quería ni siquiera molestar a su madre para que declarara.

“Si yo lo hubiese hecho, me hago cargo”, afirmó, con firmeza, la acusada. “Me están acusando de algo que yo no hice”, afirmó ante los jurados.

Un antecedente

Dijo que en mayo de 2019, Huenuqueo le había quebrado un brazo porque se había puesto celoso con un hombre mayor. Declaró que para defenderse lo agredió con un cuchillo. “Caímos los dos a la guardia. Yo por el brazo quebrado y él por el puntazo”, manifestó. Los jurados anotaban. Pero Lozada advirtió que no hay ningún registro en el hospital del ingreso de Valle lesionada. En cambio, sí constataron que Huenuqueo había sido atendido por una herida leve de arma blanca.

“Yo me hago cargo. Yo fui la que le dio ese puntazo (por el de mayo de 2019), porque él me quería seguir pegando”, sostuvo la mujer. “Tuve ese error de nunca denunciarlo”, explicó cuando le preguntaron por qué no había hecho la denuncia. Valle respondió que no quería sumarle otra denuncia a Huenuqueo que ya tenía problemas judiciales con su expareja.

Relató que en otra ocasión Huenuqueo le partió una botella en la cabeza, porque la vio con una amiga y un amigo. No precisó la fecha de esa agresión. El fiscal le preguntó porque no los citó a declarar a esos amigos.

“¿Usted cree que es víctima de un complot de los testigos, los funcionarios judiciales?”, le preguntó Lozada. “No sabría”, respondió Valle.

Este jueves desde las 9 serán los alegatos de Lozada y de Cancino. El fiscal jefe expondrá ante los jurados que las pruebas ofrecidas en el juicio demostraron la teoría de la fiscalía que señala a Valle como la autora del crimen de su pareja. Cancino tratará de exponer que la mujer es inocente.

Después, los jurados pasarán a deliberar para emitir un veredicto de absolución o culpabilidad en el primer juicio por jurados en la historia de la provincia. Para ello se requiere unanimidad o por lo menos 10 votos afirmativos para condenar a la acusada.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora