Juntos por el Cambio se ordena y la UCR juega su interna

Cornejo, el presidente del radicalismo, volvió a insistir con que quiere encabezar el bloque de Diputados, en manos de Negri.



Cornejo. Es presidente de la UCR y fue electo diputado.

Juntos por el Cambio empieza a acomodarse de cara a su nuevo rol como oposición, y se suceden las señales desde la UCR. El gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, volvió a insistir en que quiere presidir la bancada de diputados del radicalismo, pero, aunque se anticipa una disputa con Mario Negri, aclaró que si eso no sucede no romperá el interbloque. El referente del radicalismo porteño Emiliano Yacobitti advirtió “las decisiones van a tener que ser mucho más consensuadas” y “mucho más debatidas”, y que Mauricio Macri “no es el dueño” del espacio.

Juntos por el Cambio, desde el 10 de diciembre, se mantendrá como primera minoría con 119 diputados. Cornejo mantiene una puja por la conducción del bloque de la UCR con su actual titular, el cordobés Mario Negri, quien reúne el respaldo de unos 30 de los 47 legisladores, según una nota de adhesiones que firmaron los diputados que formarán parte de ese espacio a partir del mes que viene.

Al ser consultado este fin de semana como iba a lograr su objetivo ya que Negri reúne más respaldos dentro del bloque de la UCR, Cornejo dijo, en un reportaje a La Nación: “Tal vez sea así, tal vez tenga los votos. Pero, ¿eso les da la razón? Imponen los votos sin importar la trayectoria de uno y de otro. No quiero restarle mérito a Negri, pero lo cierto es que se perdió Córdoba y su capital por una desacertada estrategia electoral: el radicalismo cordobés se presentó dividido y no se quiso participar en una elección interna”.

El mendocino descartó que vaya a romper el bloque radical al afirmar que “no hay plan para eso. Creo que una salida para este entuerto es que Negri presida el interbloque de Juntos para el Cambio: tiene una relación estrecha con Macri y la Coalición Cívica, y seguramente le sobrarían los apoyos”, es decir que haya un titular de la bancada y otro del interbloque.

Mientras tanto, en Capital Federal, uno de los principales jefes del radicalismo local y diputado electo, Yacobitti, lanzó otro mensaje interno. Sostuvo que Macri “no es el dueño” del espacio y dijo que también hay otros dirigentes tanto en el PRO como en la UCR que pueden contribuir a un liderazgo más colectivo y menos verticalista, que “es lo único que va a garantizar que el espacio siga junto”.


Comentarios


Juntos por el Cambio se ordena y la UCR juega su interna