Bariloche: condenaron a un hijo por abandonar a su madre discapacitada de 100 años

Un juez le impuso 3 años de prisión en suspenso. El acusado le cobraba la jubilación de más de 200 mil pesos a la mamá y no le entregaba nada para su cuidado. A finales de septiembre del año pasado la hallaron en un departamento en absoluto abandono. La asistieron y fue internada en un geriátrico. La mujer murió hace un mes.





A finales de septiembre del año pasado, dos licenciadas de Desarrollo Humano y Articulación Solidaria de la provincia ingresaron con una orden judicial al departamento 626 del sexto piso del edificio Bariloche Center. Apenas abrieron la puerta, observaron una escena que las dejó heladas. Una mujer de 100 años, discapacitada, se encontraba sola en ese lugar, deshidratada, tenía hambre, porque no había comido nada durante días, y nadie la había ayudado para su aseo personal. Estaba en estado de absoluto abandono. El departamento estaba sucio. Nadie lo había limpiado por un prolongado período. Su perro, y única compañía, presentaba un cuadro de desnutrición. La situación era desoladora.

Las empleadas resolvieron trasladar a Elsa hasta el hospital Ramón Carrillo. Entró clínicamente estable, con deterioro del estado general e insuficiencia renal aguda por la deshidratación. Permaneció internada por varios días. Cuando le dieron el alta médica, la internaron en un geriátrico de la ciudad. Allí, pasó sus últimos días.

Elsa murió hace un mes, informaron fuentes judiciales. Pero esa situación de abandono que sufrió originó una causa penal en la que quedó imputado su único hijo, Claudio Rodríguez C.

El viernes, el juez Marcelo Álvarez Melinger lo condenó a 3 años de prisión en suspenso por abandonar a su madre y causarle un grave daño a su salud. Además, la investigación descubrió que el hijo, en su condición de apoderado, le cobraba los haberes jubilatorios o pensión a su madre. Era una suma mensual que superaban los 200.000 pesos. Pero no le asignaba nada para su cuidado y mantención ya que era una mujer que requería cuidados especiales.

Al final, el conflicto se resolvió a partir de un acuerdo pleno entre el fiscal del caso César Lanfranchi, el imputado y su defensor oficial Marcos Miguel.

El hombre admitió su responsabilidad en el hecho que la fiscalía le atribuyó y prestó su consentimiento con el acuerdo propuesto por el fiscal del caso. El Código Penal castiga el delito de abandono de personas con una pena que va desde los 3 hasta los 10 años de prisión. Además, el acusado se comprometió a pagar 500.000 pesos que serán destinados al geriátrico que asistió a su madre este año último, revelaron las fuentes consultadas.

Muchos días sola sin ayuda

La fiscalía lo imputó porque abandonó a su madre desde el 15 de septiembre del 2021 hasta el 29 de ese mes en el departamento que la víctima poseía en el Bariloche Center. La mujer tenía entonces 100 años. Y según la fiscalía, el único hijo era su cuidador y apoderado, porque administraba los bienes de la víctima.

La acusación indicaba que Rodríguez C. “no asistió ni procuró asistencia” para su madre, que era una persona que no podía valerse sola, era hipertensa, que caminaba con dificultades poca distancia y que sufría una demencia senil.

El fiscal consignó en la acusación que debido a esa dificultad no poseía gas en el departamento para cocinar alimentos. Tampoco podía higienizarse por sí misma, ni limpiar el domicilio que habitaba con su mascota, a la que tampoco podía alimentar ni limpiar, porque el perro no salía del departamento.

No tenía empleada, ni acompañante terapéutico, ni ningún otro tipo de asistencia más que la de su hijo.

Antes del incidente de finales de septiembre del año pasado, la mujer era atendida en el hospital Ramón Carrillo después de que personal de la Dirección de Adultos Mayores, del Ministerio de Desarrollo Humano, la visitara en más de una oportunidad. Pero después se perdió el contacto y tuvieron que recurrir a la justicia.

Con la autorización del defensor de Menores e Incapaces Ricardo Mayer pudieron ingresar al domicilio y observarla en “un estado de abandono, con la vivienda sucia en extremo, con evidencia de haber pasado hambre, sin consumir alimentos, agua ni recibir los cuidados que se requieren, incluso con un estado de desnutrición en su propio perro”.

“Ante el panorama descripto las profesionales procedieron a trasladar a Elsa en ambulancia al hospital”, indicó el fiscal en la imputación.

El fiscal señaló que Rodríguez C. “no respondió a los llamados realizados por el Ministerio de Desarrollo Humano, ni los mensajes, pese a haber sido informado de que la situación era urgente”.

En ese momento, “dijo estar en el banco y que después se comunicaría. Pero no lo hizo ni el 29 de septiembre ni el día siguiente”, indicó el fiscal.

“El imputado, por disponer de los ingresos de su madre, posee los recursos necesarios para contratar algún tipo de servicio que asista a su madre, o gestionar el mismo ante PAMI u obra social”, sostuvo la fiscalía.

Por eso, destacó que el hijo “a sabiendas de que Elsa por su condición era incapaz de valerse por sí misma, durante todos esos días abandonó a su suerte a su madre violando su deber de cuidado; ante la clara situación de peligro de vida y en la salud en la que se encontraba la víctima, Rodríguez C. omitió auxiliarla”.

El juez valoró a favor del imputado que no tenía antecedentes penales. También que es una persona de 73 años, según indicaron las fuentes. Tras analizar que el acuerdo pleno propuesto por el fiscal, con el acuerdo del acusado y su defensor, cumplía los requisitos legales, el magistrado lo admitió y homologó. Por eso, condenó al acusado a 3 años de prisión en suspenso.

La sentencia se impuso el viernes. Su madre ya había muerto hace un mes.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bariloche: condenaron a un hijo por abandonar a su madre discapacitada de 100 años